Redacción Canal Abierto | El 2018 se encuentra en ciernes. Sin embargo, a esta altura la meta oficial de un 15% de inflación anual parece una utopía, sobre todo teniendo en cuenta que en el primer cuatrimestre lleva un acumulado de al menos el 6% (1,8% en enero, 2,4 en febrero y, según los privados, cerca de un 3% en marzo).

Según la encuesta mensual del Índice Barrial de Precios (IBP) del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), en el mes pasado los precios de los alimentos básicos se incrementaron un 3,43%. En el acumulado trimestral, la suba fue del 7,97%.

Además, el relevamiento advierte que en lo que va de 2018 los rubros que más aumentaron fueron la carne (+9.96%) y las frutas y verduras (+8,27%), mientras que los productos de almacén se incrementaron en 6,15%. Algunos de los productos que tuvieron mayores incrementos fueron las naranjas (47%), los huevos (33%), el pescado (30%), el pollo (18%) el asado (12%) y el pan (20%).

 

El estudio también indica que una familia de dos adultos y dos niños pequeños necesita desde marzo $6.634,78 para alimentarse adecuadamente durante treinta días y no caer por debajo de la línea de indigencia.

Inflación 2018, muy lejos de las proyecciones oficiales

El 6% de inflación en lo que va del año mina por completo la expectativa de 15% pretendida por el Gobierno, e impuesta en gran parte de las discusiones paritarias.

Es más, para alcanzar su objetivo, el Gobierno deberá lograr un tope del un 1,1% de inflación mensual para lo que resta de 2018. Un objetivo complejo por el impacto de los aumentos estacionales –en particular a fin de año- y los tarifazos a los que nos tienen acostumbrados.

Otro dato que abona al pesimismo es el hecho de que en 2017 la inflación argentina (24,8%) se halla ubicado en el sexto lugar entre las más altas del mundo y en el segundo puesto entre los países de la región, según destaca un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

Nuestros temas