Redacción Canal Abierto | Más allá de las políticas de ajuste que el gobierno de Cambiemos sigue implementando para reducir el gasto público trazados a comienzos de este año, el crecimiento exponencial de los intereses de la deuda siguen empujando el déficit hacia arriba. 

Al evaluar el primer bimestre del año, según el informe realizado por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), el presupuesto estima para 2018 un déficit financiero de $678.870 millones, de los cuales $71.693 millones responden al pago de intereses de deuda. Lo que significa que los intereses crecieron un 57,5% por sobre los registrados en 2017.

En este sentido, la investigación coordinada por Mariana Rivolta y Claudio Lozano, arroja que los gastos asociados a la deuda superan el total pagado por remuneraciones del sector público que llega a $68.825 millones.

Asimismo, confirmaron que el ajuste cayó principalmente sobre los Servicios Económicos (energía, minería y combustibles), donde se recortó la intervención estatal en forma de subsidios un 66%, lo que redundó en los tarifazos de los primeros meses del año.

Mientras, el balance entre los ingresos percibidos por $546.745 millones y los gastos totales al 31 de marzo de 2018 por $600.697 millones arroja un resultado parcial deficitario de $53.852 millones, lo que representa casi el 8% del déficit anual previsto.

El déficit a febrero era menor al 1% para todo el año, y los resultados del primer trimestre confirman que la tendencia deficitaria del presupuesto de la Administración Pública Nacional- pese al enorme recorte en subsidios y plantel de trabajadores- sigue siendo la misma.

Según el estudio, este resultado negativo sigue la misma tendencia de 2017, cuando en el primer trimestre se llevaba acumulado un déficit financiero equivalente al 9% del sancionado para el año.

“Esta es una tendencia que viene dándose desde finales de 2015 en el marco de una evolución del déficit global que crece por encima de las metas previstas. A finales de 2017, los intereses por deuda representaban el 53% del déficit total. En los primeros tres meses del año los pagos por deuda asumen niveles tales que explican por sí solos el 100% del déficit total. Es más, los intereses por deuda ($71.693 mill) superan el total del déficit ($ 53.853 mill). Por lo tanto, sin computar los pagos de la deuda la Administración Nacional hubiera obtenido un superávit de $17.840 millones de pesos”, señalan los investigadores.

Ilustración: Marcelo Spotti

promoción

Nuestros temas