Redacción Canal Abierto | La crisis habitacional que se vive en todo el país no excluye a la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, el próximo jueves saldrán a remate dos predios estatales en Palermo y Las Cañitas y se confirmaron otros cuatro en Puerto Madero y Catalinas Norte. Juntos representan casi 250 millones de dólares cuya venta beneficia principalmente a los negocios inmobiliarios.

Las subastas de este jueves tienen que ver con dos terrenos que hoy funcionan como estacionamientos. Uno es el de Puente Pacífico, en Santa Fe 4645. Son 2.100 metros cuadrados, con un precio base de 14,5 millones de dólares. El otro tiene 3.400 metros cuadrados y queda en Soldado de la Independencia 615, en jurisdicción del Ejército y a metros del Campo Argentino de Polo, una de las zonas más caras de la Ciudad. El remate comienza en 20 millones de dólares.

Luego de la dictadura, la gestión de territorio ha sido dejado librado al mercado y cada vez más es un ámbito de especulación. Lo que lo posibilita es la ausencia de regulación sobre el tema:“El problema es qué se decide hacer con ese suelo y que no sea el gobierno solamente de forma unilateral quien impone los destinos acordados con las empresas inmobiliarias. Obviamente lo que está sucediendo ahora es que a partir de tantos reclamos el gobierno suele tratar de ocultar estos negocios  y cede algo por ejemplo de espacio verde”, explicó en diálogo con Canal Abierto, Jonatan Baldiviezo abogado urbano ambientalista.

Uno de los terrenos en cuestión es Catalina Norte II que está ubicado entre el Microcentro y Puerto Madero, casi en el corazón porteño: “lo que establece el plano urbano ambiental es que las áreas centrales de la ciudades no se tienen que consolidar sino seguir aumentando porque justamente lo que se quiere es descentralizar la ciudad con distintos centros más diversos y que no se concentre todo alrededor del Obelisco. Desde ese punto de vista, la venta de estas casi siete hectáreas para hacer un emprendimiento inmobiliario de estas torres y aumentar densidad poblacional va en contra de esa planificación urbana”, afirmó Baldiviezo.

Otras de las principales problemáticas en torno a la construcción de grandes torres y edificios en Capital Federal tiene que ver con que no existen políticas ambientales. Si bien éste es un reclamo que realizan a menudo los vecinos de las áreas donde se pretende construir, el gobierno cede partes muy pequeñas destinadas a espacios verdes. Los principales indicadores señalan que por la cantidad de habitantes que tiene la Ciudad de Buenos Aires se encuentra muy por debajo de las capitales mundiales en relación a los espacios verdes.

Desde 2015, cuando arrancó el macrismo frente al Estado nacional -en la Ciudad gobierna desde 2007-, se vendieron 25 inmuebles, de los cuales sólo el 30% fue a las arcas del tesoro nacional. Mientras tanto, la crisis habitacional y el acceso a la tierra continúa siendo una gran problemática sin resolver.

Lanzamiento

Nuestros temas