Redacción Canal Abierto | “El poder adquisitivo se discute y se pelea, pero la pérdida de puestos de trabajo es mucho más difícil de recuperar. No se habla del techo del 15% sino de lograr que ningún trabajador metalúrgico gane menos de $17.000, que no es ninguna locura viendo el valor de la canasta básica”.

Así lo expresó Caló en el Congreso anual de los metalúrgicos, donde además declaró que desde 2015 se registraron más de 25 mil despidos y cierres de fábricas en esta industria. El dirigente echó culpas a la apertura de importaciones de la era Cambiemos.

En el plenario también se trazaron las medidas de fuerza que comenzarían el 3 de mayo, lo que alarga aún más la espera de un acuerdo que rompa el techo del 15% que el Gobierno pretende cerrar con todos los sectores.

“Se nos complicó la paritaria, podríamos haber llegado a un mínimo acuerdo pero seguimos peleándola como hicimos siempre”, expresó el dirigente al portal Noticias Gremiales.

Sin embargo, la historia lo condena. Sin ir más lejos, el acuerdo paritario de 2017 se cerró en un 22% cuando el propio Caló había arrancado la discusión con el planteo de que era imposible bajarse del 30%. De todos modos, la conducción terminó “transando” un acuerdo que provocó malestar entre los metalúrgicos, y una pérdida del 3% en relación al 25% de inflación de ese año.

En esta suerte de discurso de resignación por la pérdida de 25 mil puestos de trabajo, y con un sindicato que no se termina optando por medidas en pos de mejoras en el poder adquisitivo de sus trabajadores, se vaticina la incorporación de la UOM al “Club del 15%”. Es decir que todo indica que, como el año pasado, Caló termine haciendo la tarea y provea de una nueva “ayudita” al Gobierno. 

en octubre

Nuestros temas