Redacción Canal Abierto | 4 millones 260 mil 816 personas paraguayos están llamados a participar el próximo 22 de abril en los comicios generales y departamentales para renovar a las autoridades que integrarán el Gobierno, así como instituciones legislativas y regionales para el período 2018-2023.

Son diez los candidatos para la presidencia, pero quienes según los sondeos cuentan con posibilidades reales son Mario Abdo Benítez, por el gobernante Partido Colorado, y Efraín Alegre, líder de la alianza opositora Ganar.

Alegre concurrirá a las elecciones en una dupla presidencial, la Alianza Ganar, integrada por su partido, el Partido Liberal (PLRA), y la formación Frente Guasu. A esta coalición se han ido incorporando distintos partidos, como el Partido del Movimiento al Socialismo (P-Mas), liderado por el periodista Camilo Soares, candidato a senador en estos comicios.

Durante su paso por Argentina, Soares habló con Canal Abierto y explicó, entre otras cosas, los aspectos centrales que cuestiona su espacio de la actual política oficial: “Paraguay, en los últimos 15 años, creció enormemente, pero eso no repercutió en mayor bienestar social para la población. Para dar una idea, en 2003 el PBI era de 6 mil millones de dólares, y hoy es de aproximadamente 30 mil millones. Se quintuplicó la economía, pero de forma concentrada y en pocas manos”.

Una economía que crece pero no distribuye

“No hay desarrollo de infraestructura vial, sanitaria o educativa. Hoy en Paraguay la gente muere por dengue o gripe”, denuncia Soares.

“Uno de los rubros con mayor crecimiento en estos años fue el de la ganadería, hasta alcanzar hoy las 14 millones de cabezas de ganado. Pero ahí se expresa una situación que es paradójica y representativa del país: el Servicio Nacional de Salud Animal (SENACSA), una institución pública, lanzó una campaña nacional de vacunación anti aftosa que comenzó el 22 de enero y terminó el 6 de marzo. El resultado fue que en tan solo 45 días vacunaron a los 14 millones de animales, una eficiencia envidiable. Sin embargo, cuando uno mira a la totalidad de los 7 millones de habitantes, ve que buena parte de ellos no están vacunados y que falta una verdadera infraestructura sanitaria”, cuenta.

“Esto genera irritación, frustración e indignación”.

Un sistema que excluye y genera violencia

“Hoy esa frustración por exclusión se canaliza en violencia social, con asaltos, narcotráfico, usurpaciones, etc. El gran problema que tenemos en Paraguay no es que surja un grupo guerrillero que capitalice eso, sino que el descontrol por la exclusión termine por generar guetos de delincuencia que no permitan pensar una sociedad democrática”, afirma.

El Poder Judicial

El candidato a senador también se despachó contra los integrantes del poder judicial, a quienes acusa de ser “no solo funcional al sistema, sino directamente un arma imprescindible para la manutención del poder y el status quo”.

El giro a la derecha en Latinoamérica

“Los sectores conservadores reaccionarios y la derecha en general no van a caer automáticamente generando un retorno de sectores progresistas. Puede que haya un recambio dentro de las propias elites conservadoras. O aún peor, que saltemos de proyectores conservadores a proyectos reaccionarios de extrema derecha”, vaticina Soares.

en octubre

Nuestros temas