Redacción Canal Abierto | El 9 de marzo, coincidente con la realización de una posta por el agua, en el departamento de Alvear, el gobernador de la provincia de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo, promulgó un decreto en el que se establece el protocolo que deben utilizar las empresas petroleras que quieran usar el método de estimulación hidráulica más conocido como “fracking”. Los mendocinos se enteraron después de que esto ocurriera y a través del Boletín Oficial.

“En Mendoza, que es una zona desértica, el agua es vital. Es nuestro recurso más preciado. Sin embargo las políticas de gobierno continúan con avanzar en yacimientos no convencionales, tanto el gobierno provincial, como el nacional, y lo fueron impulsando paralelamente a nuestra posición en contra del fracking”, manifiesta en diálogo con Canal Abierto Daniel Funes, de Vecinos Autoconvocados de San Carlos.

Desde el Movimiento Social y Cultural Argentina Sin Fracking explican cuáles son los terribles impactos de esta técnica: “Los yacimientos no convencionales donde se utiliza el fracking son formaciones poco permeables y compactas, en las que los hidrocarburos se encuentran dispersos. Para liberarlos, se debe fracturar la roca inyectando millones de litros de agua a alta presión (98%), mezclada con arena y una serie de aditivos químicos (2%); la cantidad de litros varía en función de la cantidad de fracturas que se realicen por pozo. Esto posibilita que los hidrocarburos asciendan a la superficie junto con parte de la mezcla inyectada, denominada reflujo (se recupera una cantidad que varía entre un 9 y un 35%). El resto queda en el subsuelo”. El agua inyectada para la fractura puede alojarse en fallas geológicas, produciendo la lubricación de las placas e incrementando la actividad sísmica.

En las últimas horas, se viralizó un audio de una supuesta vecina que denuncia un plan  para “sacrificar al pueblo de Mendoza” entre otras cosas. Desde las diferentes organizaciones denuncian que en realidad podría tratarse de un mensaje planificado.

“Para algunos de nosotros es una excusa que usa el gobierno para decir que nos movilizamos por un audio –explica Pilar Castilla de la Asamblea del pueblo de Alvear-. Hay un aprovechamiento para desacreditar una lucha que empezó mucho antes de que ese audio se diera a conocer”. De hecho, en las últimas semanas en el departamento de Alvear hubo dos grandes convocatorias (en la última se manifestaron más de 8 mil personas) en las que se plantearon diferentes planes de lucha para enfrentar las políticas del gobierno de saqueo de los bienes comunes de la provincia.

En San Carlos, alumnos de una escuela técnica cortaron la ruta 40 para impedir el avance de un camión con tanques para uso de fracking que se dirigía a la localidad de Malargüe, uno de los departamentos al sur de la provincia que se caracteriza por la producción de minerales y petróleo aunque existe la producción agrícola y ganadera. “Como el corte fue espontáneo no hubo una inteligencia previa de las fuerzas de seguridad, tuvo que acudir la policía de la zona, demoraron en desalojar y se hizo la noche. Trataron de negociar pero la repercusión fue impresionante, hubo manifestaciones en toda la provincia”, expresa Funes.

En los próximos días, los planes de lucha y las asambleas continúan aunque lo que exponen es que es muy difícil dar marcha atrás cuando los contratos ya se encuentra firmados entre las empresas y el gobierno y a su vez porque existe un blindaje mediático de las luchas y movilizaciones.

 

en octubre

Nuestros temas