Redacción Canal Abierto | Según un documento publicado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), la canasta básica familiar subió un 10% en lo que va de 2018 y por ende cayó el poder adquisitivo.

Ya no es novedad que el dinero no alcanza, y que la inflación, mes a mes, continúa creciendo. Lejos del 15% de la meta inflacionaria propuesta por el Gobierno, el Indec reveló que la inflación de marzo llegó a 2,3% con respecto al mes anterior, con lo que acumula así un 6,7% durante el primer trimestre de 2018.

Los datos a los que hace referencia el ISEPCI surgen de un relevamiento realizado en 57 productos que componen la Canasta Básica de Alimentos que realizan todos los meses en 420 comercios de veinte distritos del conurbano bonaerense. “En Diciembre del año pasado una familia de dos adultos y dos niños pequeños necesitaba $6144,98 para alimentarse adecuadamente durante un mes. Cuatro meses después, para solventar iguales gastos requiere $6733,03, o sea $588,05 (+9,57%)”, explican desde el Instituto.

 

 

Para el valor de la canasta básica total que contiene el resto de los productos indispensables para vivir durante treinta días, la suba llega al 10% en el mismo período, mientras que a partir de la nueva ley previsional el aumento a las jubilaciones y a la Asignación Universal por Hijo desde marzo fue de 5,71%.

Entre los productos que más aumentaron a lo largo de este primer cuatrimestre de 2018 se encuentran los cítricos (naranjas +47% y mandarinas +25%), huevos (+33,33%), pollo (+23,68%), pescado (+35%), polenta (+22,22%), carnaza (20%) y el pan (20%).

“Si continuara el mismo ritmo creciente a lo largo de todo el año, la Canasta Básica de Alimentos en diciembre habría alcanzado un aumento de 28,10% y la Canasta Básica Total, un 29,37%. Por lo que esa familia necesitaría incrementar en $1726,74 sus ingresos para sostener su alimentación básica, y en $4531,53 para solventar la totalidad de sus gastos”, manifiestan en el documento.

 

Lanzamiento

Nuestros temas