Redacción canal Abierto | Este jueves 3 entró en vigencia el Plan Aprender Conectados, creado y decretado por la Alianza Cambiemos para reemplazar a Conectar Igualdad, que sufrió un vaciamiento paulatino en estos dos últimos años.

“Este cierre es un duelo. Ahora es por decreto y se cierra oficialmente, pero en realidad el programa ha sido mutilado, desguazado y vaciado desde 2016 cuando asumió esta gestión”. Así lo expresó Lizzie Wanger, docente universitaria y coordinadora del Módulo en Especialización, Educación y TICs del Ministerio de Educación.

Desde la asunción de Macri, la entrega de netbooks se redujo un 70% en 2016, en 2017 quedó reducido a la reparación de máquinas, y  se despidieron más de 130 empleados encargados de llevar adelante el plan instalado en 2010.

En un escueto decreto de once puntos, el Gobierno expuso la necesidad de “desarrollar contenidos de alfabetización digital que sistematicen e integren las diferentes competencias y saberes que demanda la Ley de Educación Nacional N° 26.206”, y afirma que “el Programa Conectar Igualdad se creó oportunamente para abordar la brecha digital existente en el país, pero a 8 años de su lanzamiento, debe concluirse que este concepto mutó dando lugar al de alfabetización digital dónde la mera entrega de equipamiento dejó de ser suficiente si no se abordan contenidos específicos con una orientación pedagógica clara e integral en los establecimientos educativos, como núcleos determinantes responsables de los procesos de enseñanza y de aprendizaje”.

La investigación que Cambiemos dice haber realizado concluye que el 94% de los docentes cuenta con al menos una computadora en sus hogares, 4 de cada 10 fueron destinatarios de netbooks o notebooks provistas por el Estado y el 98% de los mismos utiliza teléfono celular. Respecto del alumnado, el 76% de los chicos que asisten a escuelas primarias cuenta con celulares y ese número se eleva al 95,7% respecto de los que finalizan la escuela secundaria, de los cuales, el 87,7% cuenta con al menos una computadora en sus casas.

“La propuesta de este nuevo programa se justifica diciendo que no era suficiente la entrega de equipamiento de computadoras y que faltaban propuestas pedagógicas. Esto es una mentira. Nosotros tuvimos a partir de 2010 diversas propuestas de formación de docentes, de producción de contenidos audiovisuales, tuvimos un portal que se llamaba Educ.ar que se acaba de cerrar hace diez días y era un espacio web que condensaba todas las producciones de contenidos para docentes, estudiantes y familias. Toda la capacitación docente, e incluso la especialización en Educación y TICs con un postítulo docente de dos años del Ministerio de Educación era gratuito y para todos los docentes del país fue vaciada y cerrada a fines del año pasado. Además no dicen cómo van a resolver el tema del equipamiento, ni la cuestión pedagógica, que ya estaba encarada y muy difundida en muchísimas escuelas de todo el país. Hablan en nombre de la Ley de Educación Nacional y el derecho a la educación pero es una declamación de principios total y absolutamente vacía de contenido, político y pedagógico”, indicó Wanger.

La falta de universalidad de este nuevo programa es uno de los puntos más criticados, ya que no contempla la entrega de máquinas para los alumnos, sino que habla de dotar de equipamiento tecnológico a los establecimientos educativos, sin aclarar el tipo de maquinarias ni de dónde se obtendrán los fondos para financiarlo.

Al respecto, la docente sostuvo: “Con Conectar Igualdad fueron 5.200.000 netbooks distribuidas a lo largo y a lo ancho del país, que además incluían el piso tecnológico en cada una de las escuelas para que se pudieran conectar. Todo el Plan Argentina Conectada favoreció a un montón de escuelas que no tenían ni luz y les proveyó de antenas para que pudieran tener Internet en los lugares muy alejados. Era una política muy integral porque tenía en cuenta el equipamiento, la brecha digital -que se resolvía con la entrega de computadoras- y las propuestas pedagógicas que incluían a docentes y a estudiantes de todos los niveles”.

Además, también abordó el plano social que toca este nuevo plan. “Esto es una política de ajuste. Es bajar el gasto público, y ajuste es que los chicos no puedan tener lo que antes tenían. Y que además estamos asistiendo a un contexto social de mayor pauperización y miseria. En la provincia de Buenos Aires se vienen cerrando escuelas, secciones, escuelas de adultos. Esto no son solamente las computadoras, esto es un proyecto de país. Que te quiten las computadoras es que te quiten un derecho más. Porque Conectar Igualdad era un derecho conquistado, muy bien recibido por todos los que pudieron disfrutarlo, y que se proponía en primer término cerrar la brecha digital, que hoy es la brecha social”.

en octubre

Nuestros temas