Redacción Canal Abierto | Un estudio del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) titulado La verdad de los tarifazos muestra cómo el año pasado resultó de pleno éxito para las empresas energéticas.

El informe, elaborado por los economistas Tomás Raffo y Claudio Lozano, demuestra que las dificultades para pagar las facturas de luz y gas en la mayoría de los hogares son directamente proporcionales al crecimiento desmedido de las utilidades empresarias. Se trata de un análisis de la cúpula empresarial de la Argentina en base a los balances de 53 empresas que cotizan en Bolsa con información al tercer trimestre del 2017.

Para Lozano, “estas empresas aumentaron su facturación en un 26,4%, su resultado bruto en un 35,4%, y el resultado neto final en un 100%. En todos los casos, los porcentajes mencionados superan el crecimiento nominal del PBI (23,5%) así como también el aumento de los precios tanto de los mayoristas como al consumidor.

“Lo expuesto revela en primer lugar el carácter concentrador que tuvo el crecimiento económico del año 2017. Pero, además, hablamos de la verdad sobre los tarifazos, ya que el análisis de los balances es elocuente respecto al cambio brutal de precios relativos y a la transferencia de ingresos que, vía tarifas, se hace en favor de las empresas que conforman el sector energético privatizado, en desmedro del sector productivo y de los hogares -relata el informe-. Así se puede observar que dentro de estas 53 empresas sobresalen ocho firmas que tienen relación directa con la política de tarifazos del gobierno nacional: Edesur, Edenor, Metrogas, Camuzzi Gas Pampeana, TGS, Pampa Energía, Endesa Costanera, y Central Puerto”.

Para estas empresas el crecimiento de su facturación fue del 99%, sus ganancias brutas se expandieron en un 209% y sus ganancias netas finales lo hicieron en un porcentaje aún mayor, un 772%. Comparado con 2016, una empresa como Edenor expandió sus ganancias brutas en un 2273,3% y Metrogas incrementó sus ganancias netas en un 1148,2%.

El relevamiento de IPyPP apunta a estos porcentajes como explicación de la angustia de muchos hogares que no llegan a fin de mes y de muchas Pymes que no pueden continuar con su actividad: “Está claro también que más allá de la argumentada decisión de bajar los subsidios como justificación de los tarifazos, el cambio en la ecuación financiera global del sector que pasa de una pérdida acumulada de 2.700 millones de pesos en el 2016 a una ganancia neta de 18.171 millones en el 2017, indica que el objetivo central de los tarifazos, más allá de compensar subsidios, ha sido abultar exponencialmente las ganancias de las empresas”.

El trabajo destaca también la concentración dentro de la concentración: “hay 26 de las 53 empresas que superan el aumento promedio de la facturación de la cúpula, y hay ocho que duplican el incremento de la facturación (crecen un 56% anual). De estas ocho, cinco pertenecen a las empresas privatizadas del complejo energético”.

Otro dato que surge del material es que tanto en 2016 como en 2017 las firmas que integran la cúpula pagaron en concepto de Impuesto a las Ganancias porcentajes inferiores al 35% vigente. En 2016, lo abonado representó el 27,8%, y en 2017, el 23,7% de sus utilidades.

Pero, además, trece de las 53 empresas recibieron compensaciones del Estado por este rubro. Es decir un cuarto de las firmas del panel de empresas en análisis no pagaron sino que recibieron dinero en compensación por Ganancias.

En total, estas compensaciones ascendieron a 3.000 millones de pesos lo que representa el 51% de las utilidades de estas firmas. Dicho de otro modo, 1 de cada 2 pesos que embolsaron como ganancias fueron aportados por el Estado. Es más, dos empresas recibieron compensaciones que superan sus ganancias netas, es el caso de Pescarmona y Molinos Río de la Plata. Estas compensaciones fueron aún mayores en 2016.

Por último, el estudio destaca que hay nueve empresas que recibieron estas compensaciones por el Impuesto a las Ganancias durante ambos años del gobierno de Macri. De este conjunto de firmas subsidiadas hay tres que tuvieron un resultado neto positivo. “Es decir, ganaron plata y en lugar de pagar Ganancias, el Estado las compensó. Durante dos años Tenaris (Techint), Cresud y Mastellone ganaron plata, no pagaron Ganancias y el Estado las subsidió por ese mismo concepto. Concentración Económica, Tarifazos e Injusticia Tributaria, claves en la expansión de las principales empresas de la Argentina”, resume.

Ilustración: Marcelo Spotti

Estreno

Nuestros temas