Redacción Canal Abierto | En medio del ajuste que promete poner fin al “gradualismo”, el Gobierno realizó una serie de nombramientos políticos con los que sumó 108 nuevos cargos a distintas carteras de la gestión pública. Entre ellos, quizás el mas llamativo, el de la fonoaudióloga de Mauricio Macri como flamante directora de Gestión Comunicacional de la Dirección General de Discurso de la Subsecretaría de Comunicación Presidencial de la Secretaría General de la Presidencia, función por la cual percibirá cerca de $80 mil.

Desde el Gobierno justifican la situación de esta manera: “La cantidad de designaciones publicadas en el Boletín Oficial obedece a la cobertura de cargos producto de la reestructuración organizativa de todas las unidades de la Administración en sus distintos niveles”.

El malestar generado en los trabajadores y sindicalistas es entendible. A las promesas de campaña de reducir 600 cargos políticos y bajar la inflación al 15% anual se contrapone un panorama de ajustes, tarifazos, despidos y cierres de fábricas.

En el marco de este ajuste, en las últimas horas se anunció también la baja de cinco mil contratos públicos vinculados a locaciones de servicios con universidades. Se suman a los miles de despidos en el Estado durante los últimos dos años, muchos de ellos bajo la excusa de ser “puestos de trabajo creados indiscriminadamente por el kirchnerismo”, estrategia que ahora hicieron propia.

Haz lo que digo, no lo que hago

Y para sumar a esta serie de contradicciones, el domingo comenzó la circulación de nuevos spots publicitarios oficiales para los que se destinaron más de $67 millones, adjudicados a la empresa Power República SA, que hasta enero de este año se dedicaba al negocio inmobiliario.

Lo cierto es que estos spots tienen el objetivo de “llevar tranquilidad” a los argentinos, pero adquieren un tinte gracioso y hasta de burla, porque el primer corto lanzado muestra las reparaciones en la ruta 36, justo en momentos donde se frena la obra pública por decisión del Ministerio de Hacienda. Y el segundo, publicado ayer desde las redes oficiales de Macri muestra escuelas rurales beneficiadas con el acceso al mundo digital y el satélite Arsat, adjudicándose un hito de las políticas del Gobierno anterior y habiendo cerrado oficialmente el programa Conectar Igualdad la semana pasada.

Si con esto Cambiemos intenta mostrar sus logros en casi tres años de gestión, deberán replantear los caminos si quieren tener una chance de finalizar el mandato en buenos términos con la gente y competir por cuatro años más 2019.

Nuestros temas