Redacción Canal Abierto | Luego de una presentación repleta de tecnicismos y descripciones optimistas sobre el estado de salud del sistema financiero argentino, Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, brindó una conferencia de prensa en la que sobraron las imprecisiones.

“Es central consolidar el proceso de desinflación”, aseguró el titular del Central, aunque reconoció la fuerte subida en los precios durante 2016 y 2017. Sin embargo, ante una pregunta por su estimación inflacionaria para este año, Sturzenegger evitó dar precisión al respecto con una gambeta tautológica: “La pauta es la que es”.

Uno de los hombres fuertes de la economía cambiemita sólo se permitió reconocer que “ha sido un cuatrimestre complejo por las tarifas y el escenario internacional”. Como era esperable, la siguiente intervención de un periodista apuntó al mismo tema, a lo que Sturzenegger respondió: “la inflación va a seguir bajando, y el año que viene será de 5%”.

En 2016, el Gobierno se propuso tener una inflación del 25 por ciento pero la suba finalmente fue del 41, mientras que el año pasado la meta fue del 17 por ciento pero la inflación se ubicó en el 24,8 por ciento.

Si bien se plantea como el principal objetivo de la política económica, bajar la inflación parece una meta cada día mas lejana. En abril fue del 2,7% con respecto a marzo por el impacto de la suba de tarifas del gas, el transporte y prendas de vestir, informó ayer el Indec. Y en los últimos doce meses superó el nivel que había en 2015, con 25,5%.

Durante la conferencia de prensa, Sturzenegger también fue consultado por el aumento del precio del dólar, lo que reconoció como un “mensaje del mercado para el Banco Central y para el (Poder) Ejecutivo, que nos ha hecho reflexionar y cambiar algunas cosas”.

El mensaje al que hizo referencia el titular del Central fue la fuerte volatilidad que en las últimas semanas llevó a la divisa a romper el techo histórico de $25,50, lo que sin dudas impactará en los precios. Ante la pregunta de un periodista sobre lo ocurrido, el titular del Central corrigió: “corrida no hubo, llamémosle turbulencia”.

Por último, consultado sobre su opinión respecto del acuerdo con el FMI, Sturzenegger evadió: “no fue una decisión del Banco Central, por lo cual no voy a opinar sobre esta decisión del Ejecutivo”.

en octubre

Nuestros temas