Redacción Canal Abierto| Tras el tractorazo de ayer, los pequeños productores del Gran La Plata fueron recibidos por la jefatura de Gabinete de los ministerios de Agroindustrias y de Desarrollo Social bonaerenses. En dicha reunión se acordó la declaración de la emergencia agropecuaria por parte de los municipios a los que pertenecen las zonas afectadas: La Plata, Berazategui y Florencio Varela.

De la movilización, que incluyó una feria en la que se vendieron bolsones de alimentos, participaron distintas organizaciones como el Movimiento de Trabajadores excluidos (MTE), la Asociación de Medianeros y Afines (ASOMA), el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), el Frente Agrario Evita e integrantes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Antes de llegar a la sede del gobierno bonaerense, hicieron una parada en la sede de la empresa energética Edelap en repudio al último aumento de tarifas, cuyos importes en muchos casos supera el monto que pagan por el arrendamiento de la tierra que trabajan.

Descargar

Además de las declaraciones, se reclamó por la suspensión de pagos de las últimas boletas de luz y la posibilidad de créditos o subsidios que les permitan recuperar lo perdido en los últimos temporales que azotaron la zona y que les hicieron perder, además de la producción que deberían estar comercializando en los próximos días, estructuras como invernaderos y viviendas. Para aquellos que son propietarios de la tierra que trabajan, exigieron la prórroga en el pago de tasas e impuestos.

Descargar

De no cumplirse lo acordado en un plazo de diez días, las distintas organizaciones que protagonizaron la movilización de ayer decidieron, en una asamblea realizada tras el encuentro, que profundizarán las medidas de lucha con más movilizaciones y un paro quintero general que podría contemplar cortes de ruta.

Descargar

Lanzamiento

Nuestros temas