Redacción Canal Abierto | Desde las 10, portuarios y estatales marcharon desde Belgrano y Paseo Colón hasta el Ministerio de Trabajo para reclamar contra el veto presidencial a los principales artículos de la Ley de Marina Mercante, que exigen la reactivación de los astilleros, el desarrollo de los puertos y la estabilidad laboral de los trabajadores de los puertos.

“Que orgullo esta unidad. En las calles se está construyendo una democracia que escuche y atienda los reclamos de las trabajadoras y de los trabajadores, de los que menos tienen, porque Argentina, aunque algunos no quieran, paró para recuperar la soberanía nacional”, dijo esta tarde el secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, frente a la cartera de Jorge Triaca.

La marcha que atravesó el bajo porteño de sur a norte fue encabezada por Godoy y por Juan Carlos Schmid, de Dragado y Balizamiento, y engrosada por trabajadores y trabajadoras de los distintos gremios vinculados a la actividad en los puertos, la navegación marítima y fluvial, la pesca, la industria naval, y el trabajo en los organismos públicos del sector.

Durante el acto, Godoy expresó: “Hoy, trabajadores estatales, de los puertos de todo el país, trabajadores civiles de las fuerzas armadas, de Fabricaciones Militares, controladores aéreos, y los distintos sectores, estamos parando toda la industria naval, todos los puertos, porque hay que parar el vaciamiento y la entrega, hay que recuperar la industria naval para los argentinos, hay que garantizar que la ley que se aprobó que fue vetada por (el presidente Mauricio) Macri, en su artículo principal que ordena construir un fondo para la industria naval”.

En diálogo con Canal Abierto, más temprano, el dirigente estatal había sostenido que el Gobierno debe cesar de abrir las puertas a las importaciones “y comprar barcos en Israel, en Francia y en España cuando hay condiciones para que los barcos se hagan aquí”.

En el escenario montado en Paseo Colon al 650, Francisco “Pancho” Banegas, secretario General de ATE Ensenada, localidad directamente afectada por la paralización en el Astillero Río Santiago, expresó: “En nuestra empresa estamos padeciendo la persecución y los despidos. Los que vivimos la década del 90 sabemos que por algún lado empieza, y por eso es que nosotros estamos dispuestos a defender nuestro puesto de trabajo. Hoy nos recortaron los recursos, el astillero está parado, este año cumplimos 65 años construyendo buques para la soberanía nacional, y lo vamos a celebrar generando leyes, generando propuestas, en unidad para defender a la clase trabajadora”.

Por su parte, Schmid, integrante del triunvirato que dirige la Confederación General del Trabajo, advirtió: “Yo estoy a favor de un paro general. He manifestado esa postura en la CGT, porque creo que, más allá de que tenemos que renovar las autoridades, no podemos esperar al 22 de agosto para expresar el descontento que desborda a las organizaciones sindicales”. Su posición en favor de un “paro general cuanto antes” ya había sido anticipada por el gremialista en declaraciones radiales.

“El principal organizador de las protestas en la calle es el Poder Ejecutivo Nacional por un trazado económico que castiga al hombre del trabajo. No es cierto que lo peor ya pasó, vamos mal, estamos peor, y no sabemos a dónde van. No estamos dispuestos a quedarnos cruzados de brazos mientras saquean el país”, finalizó Schmid.

Informe: Prensa ATE Nacional

Lanzamiento

Nuestros temas