Redacción Canal Abierto | Tras el inicio de negociaciones de nuestro país con el Fondo Monetario Internacional luego de la última corrida cambiaria que llevó a 25 pesos la cotización del dólar, Quique Pesoa convocó a El Desconcierto a Alejandro Olmos Gaona, historiador especializado en deuda externa.

Estos son algunos de los principales conceptos aportados:

  • “Pareciera que en Argentina siempre recurrimos a las mismas recetas, a las mismas “ayudas”. El equipo más competente de los últimos 50 años ha demostrado impericia, incompetencia y algunas cosas más fuertes que por prudencia no digo, que han llevado a que en este momento estemos en una situación realmente muy grave, aunque los discursos exitistas parece que dicen que no.”
  • “El aumento inusual del dólar va a llevar a un aumento de preicos desmesurados. El Gobierno mandó un presupuesto al Congreso con un 10% de inflación estimado, aprobado el presupuesto dieron una conferencia de prensa diciendo que no será el 10, sino el 15 y ahora todos estiman que van a ser del 25. Esto demuestra la precariedad del Gobierno, la falibilidad de todas las políticas que han instrumentado y, fundamentalmente, cómo se está apoyando la especulación financiera a los buitres de siempre.”
  • “Acá se suma todo. Porque a la mala fe yo le agregaría actitudes claramente delincuenciales. Porque tenemos un gobierno integrado por ex funcionarios, no sólo de empresas privadas multinacionales, sino de bancos. Gente como Luis Caputo (ex JP Morgan y Deutsche Bank) o Dujovne. A mí me suena raro esto de que de golpe hayan dejado esas instituciones para venir a trabajar por la patria. Precisamente esas instituciones son las que este momento se ven beneficiadas con todas estas corridas. El Banco central nunca está en una situación tan difícil con un patrimonio neto negativo y una decuda descomunal. Así como se ha visto todo lo que pasó con el famoso martes negro en el que se venía la tormenta, el mes que viene vencen 660.000 millones de pesos en Lebacs. Y seguramente, salvo que haya una nueva corrida para que el presidente Sturzenegger eleve la tasa y consigan lo que quieran, las van a renovar al 42 o 45%. El tema es que el costo de esta renovación es en este año de 450.000 milllones de pesos. ¿Y quién los va a pagar? Todos los argentinos, que somos los que pagamos todas las obligaciones.”
  • “Hay una cuestión que tiene que ver con el derecho internacional y es que los países no quiebran. Nosotros podemos seguir endeudándonos, dependiendo de si nos siguen prestando. Ahora, este llamado al FMI, que es un prestamista de última instancia, es simplemente para zafar de la coyuntura para ver si llegamos al 2019 con algunos tropiezos. Así que el FMI va a apoyar esto, los gobiernos que integran el FMI y tienen la mayor cuota de votos, también. Esto significa que el actual gobierno podrá seguir. Ahora, el costo para los ciudadanos argentinos y los sectores vulnerables va a ser tremendo.
    Dicen que este Fondo es distinto, Yo cuando leo los manuales operativos y la experiencia que he tenido en Ecuador, entiendo que el Fondo es siempre el mismo. Ahora podrá ser un poco más prudente o cauteloso, pero el Fondo no va a darte un peso si no establece condiciones muy severas a las que el gobierno va a tener que ajustarse. En vez de poner tributos a los que más tienen se ha desregulado el sector minero y se han sacado las retenciones a los exportadores. Cuando uno ve que los sectores que más ganan son los más favorecidos y los que laburan son lo que van a tener que soportar los aumentos tarifarios, uno se preguna como es posible que esto no se vea. La mala fe del concepto privatista de la función pública que tiene el gobierno, determina que hay que seguir favoreciendo a los de siempre.
  • “Esto significa que te siguen prestando mientras siguen ganando. Cuando se den cuenta de que ya las condiciones económicas no son las óptimas para estas brutales ganancias, te bajan el pulgar y pasa lo que pasó en el 2001. Ahora hay una diferencia, que es que hay un nivel elevado de reservas, que, aunque no son genuinas, están respaldadas por el sistema. Por otro lado está el hecho de que el gobierno, sus integrantes, tienen grandes vínculos con el sistema y como han emitido más de 100.000 millones de dólares de deuda, van a querer cobrarlos. No van a dejar que esto se caiga porque se van a quedar pagando. “
  • “Acá el costo enorme que eso significa va a caer sobre el pueblo argentino. Lo que hay que pagar de intereses de la deuda este año antes de que venga el fondo equivale a 150 hospitales de última generación, 150.000 viviendas, 1500 escuelas, y así se podría hacer la equivalencia de lo que pagamos de intereses nomás. El que labura es el que no es escuchado por nadie, es el que tiene que bancarse la paritaria a la baja, las restricciones de siempre y es el que va al supermercado y ve que todo sube y sube y nadie controla”.
  • “Nosotros hemos pagado durante décadas una deuda de empresas privadas totalmente trucha y nunca se llamó a esos señores a decirles ‘el Estado ha pagado tanta plata por ustedes, empiecen a devolverla’. Si acá no hay un enfoque sistémico del tema, si no se equilibra la nación, no ganamos nada con estas improvisaciones y políticas de ir tapando agujeros para zafar, las consecuencias siguen incendiando y empobreciendo a la gente vulnerable”
  • “Cuando me hablan de la deuda de Macri, aclaro que la deuda es de Macri y de la mayoría de la dirigencia argentina. Macri y sus decretos están fundadas en las leyes de presupuesto. Y tanto las de 2017 y 2018 que nos están afectando fueron votadas por la mayoría de ambas cámaras. Y si se van estos ¿quién los sustituye si tienen los mismos criterios presupuestarios?”

Lanzamiento

Nuestros temas