Redacción Canal Abierto | El pasado sábado 19 de mayo, el Hospital de Niños Sor María Ludovica de la ciudad de La Plata, sufrió un corte en el suministro de oxígeno en la Terapia Intensiva Pediátrica y la Terapia Intensiva que duró alrededor de 45 minutos.

El equipo de ambas salas, con ayuda del personal de Guardia Central, debió asistir manualmente a los niños ya que no contaban con tubos de oxígeno -varios estaban descargados- descargados- suficientes para cubrir la demanda.

A la crítica situación se sumó un corte de energía eléctrica que afectó la actividad de Neonatología y del Laboratorio, y provocó la suspensión de las cirugías programadas.

Previo a esto, el 3 de mayo, un apagón generalizado y el grupo electrógeno que tardó más de siete minutos en encenderse (cuando no debe tardar más de diez segundos) hizo que los trabajadores tuvieran que resolver la falta de luz. “En ese lapso las cirugías programadas debieron suspenderse y las que estaban llevándose a cabo se continuaron utilizando celulares para  alumbrarse. Los trabajadores de la Terapia Neonatal debieron suplir la función mecánica de forma manual con todos los pacientes”, denuncian a través de un comunicado los trabajadores de la Seccional Cicop, Hospital de Niños.

A raíz de todo esto, hace meses que  los trabajadores manifiestan en las terribles condiciones en las que se encuentra el hospital, la falta de insumos, de personal y la creciente demanda en torno a problemáticas sociales. “El hospital recepciona situaciones de cada vez mayor complejidad que se suma a la ausencia de dispositivos de contención y abordaje a nivel territorial y local”, afirman los asalariados.

Según señalan desde el hospital, existe una crisis del sistema sanitario  y sucesiones de hechos de riesgo que se han acrecentado en el último tiempo enmarcados en un contexto social y político donde la niñez es uno de los campos mayormente afectados. La agudización de las problemáticas es acompañada por el vaciamiento de las políticas específicas.

“Son cada vez más frecuentes las reinternaciones por problemáticas habitacionales, por saturación y falta de recursos del primer y segundo nivel de atención; mayor ocurrencia de situaciones de violencia hacia niños, niñas y adolescentes, reincidencias en conductas autolesivas, intentos de suicidio y consumo problemático de sustancias e internaciones prolongadas por necesidades básicas insatisfechas”, esgrimen los trabajadores.

Quienes se desempeñan día a día allí denuncian a las autoridades provinciales y nacionales. Exigen información certera sobre el estado de las obras y el cese de las mismas, ya que existen en la actualidad irregularidades que ponen en riesgo a los pacientes y exponen cotidianamente a los trabajadores.

El próximo miércoles 30 a las 10 habrá una conferencia prensa en el Hospital de Niños.

en octubre

Nuestros temas