Redacción Canal Abierto | Después de casi dos meses, hoy concluyen los debates en comisiones en torno a la legalización del aborto seguro y gratuito, la presión desde la Campaña y el acompañamiento por parte de la sociedad y los medios de comunicación han hecho que el tema se instale en las agendas y se torne en debate público dentro de la sociedad.

Sin ir más lejos, el pañuelo verde se ha transformado en un símbolo de identificación para quienes se encuentran a favor de la legalización. Cada semana se organizaron los “martes verdes” frente al Congreso y en diferentes puntos del país para visibilizar el reclamo. En tan sólo cinco meses, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito ya vendió 55 mil pañuelos verdes, 47 mil más que en todo el año pasado.

Lo que se sabe hasta el momento es que el 13 de junio es la fecha establecida para votar la ley en la Cámara de Diputados que estará acompañada por una vigilia organizada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y gratuito.

700 expositores pasaron por el Congreso y hasta el momento habría 120 votos a favor, 110 en contra, y menos de 30 indecisos, un número histórico.

Los principales puntos en debate respecto del proyecto de ley tienen que ver con la objeción de conciencia que se contemplaría para los médicos, pero estos deberán previamente inscribirse en un registro. No podrá ser institucional, es decir, de todo un hospital o clínica, sino individual.

El otro ítem es la edad mínima para abortar. En relación con las personas gestantes menores de 16 años, se remitiría al Código Civil y Comercial que en su artículo 26 establece que “se presume que el adolescente entre 13 y 16 años tiene aptitud para decidir por sí respecto de aquellos tratamientos que no resultan invasivos, ni comprometen su estado de salud o provocan un riesgo grave en su vida o integridad física. Si se trata de tratamientos invasivos que comprometen su estado de salud o está en riesgo la integridad o la vida, el adolescente debe prestar su consentimiento con la asistencia de sus progenitores; el conflicto entre ambos se resuelve teniendo en cuenta su interés superior, sobre la base de la opinión médica respecto a las consecuencias de la realización o no del acto médico”.

Uno de los que exponentes a favor fue hoy el actual ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien manifestó: “Es auspicioso que se haya abierto este debate que estuvo escondido bajo la alfombra durante muchos años. Quiero focalizarme en la salud pública pero sin soslayar otros aspectos”.

Ricardo Gil Lavedra fue otro de los expositores de la jornada: “Nadie está en desacuerdo con que el aborto es una circunstancia no deseable. Lo que acá estamos discutiendo es la despenalización y legalización. Que la vida esté protegida desde la concepción no significa que esta tutela debe ser penal”.

Durante el día, está previsto un tuitazo y diferentes actividades frente al Congreso. “Jueves verde en las calles y en las redes”, esgrimen desde la Campaña.

Foto: Luciano Dico

en octubre

Nuestros temas