Redacción Canal Abierto | El próximo miércoles se definirá en el Congreso si se aprueba o no la ley por el acceso al aborto legal, seguro y gratuito. Los y las estudiantes de secundarios han sido uno de los tantos pilares de la sociedad que apoyaron durante los últimos dos meses las históricas reuniones informativas de la Campaña.

En colegios de Capital Federal, se decidieron diferentes actividades para acompañar la aprobación del proyecto de Ley. Se organizaron asambleas, la toma de algunos de ellos y talleres para discutir y visibilizar por qué es necesario que se  apruebe el proyecto de ley. Además, otro de los temas transversales que se plantaron en los secundarios fue la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral y el protocolo por violencia de género.

“Nuestras compañeras se ven sólo con dos opciones: yendo a abortar clandestinamente en situaciones totalmente insalubres y de alto riesgo o siendo madres y teniendo que abandonar las cursadas de colegios porque la escuela no tiene la estructura capaz de garantizar que asistan a clase y que sean madres al mismo tiempo. Lo que está pasando es que las compañeras tienen que dejar el colegio para conseguir trabajo y poder hacerse cargo del hijo o hija”, explica Camila Torres en diálogo con Canal Abierto, estudiante de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia.

Los y las alumnas de la escuela Yrurtia, a través de una asamblea decidieron que desde el viernes el colegio se encuentre tomado. Durante todo el fin de semana, hubo talleres y charlas informativas en relación a la educación sexual y al protocolo de violencia de género. Aunque estas problemática atraviesan a la institución, hasta el momento no han obtenido respuestas por parte del Gobierno de la Ciudad, por lo que los mismos estudiantes son los que se hacen cargo y tratan de resolver como pueden.

La situación del colegio Nicolás Avellaneda, plantean las estudiantes, es más compleja. Tienen además de las jornadas a la mañana y a la tarde, un turno noche por lo que decidieron realizar actividades pero no la suspensión de clases. “Tenemos pibes que hace rato quieren terminar el colegio y por eso entendimos que tomarlo no funciona como medida de lucha en nuestro caso particular. De todas maneras se decidirá en asamblea cómo seguimos en el turno tarde”, expone Catalina Fernández en diálogo con Canal Abierto, del centro de estudiantes del colegio Nicolás Avellaneda.

La real implementación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) no se está dando dentro de las escuelas y surge una y otra vez como una necesidad imperiosa por parte de los y las alumnas. “Consideramos que no solamente la problemática es que el aborto sea clandestino sino que además se necesita de educación sexual integral que no se está dando en los colegios, reclamamos por la implementación de esa Ley”, esgrime en diálogo con Canal Abierto, Saba Sultani vocera general del centro de estudiantes del colegio Nicolás Avellaneda.

“A falta de respuesta del Gobierno las pibas y disidencias somos las que nos organizamos y buscamos personas que vengan a dar jornadas de ESI a las escuelas y somos nosotras las que estamos tratando de dar educación sexual, con lo que podemos.También armamos un protocolo contra la violencia de género para que se implemente en todas las escuelas ya que la Ministra Soledad Acuña nos dijo que iba a implementar el protocolo en mayo y todavía no pasó nada entonces armamos nosotras nuestro protocolo”, aclara Torres.

El miércoles se levantarán las tomas en los secundarios para movilizar hacia el Congreso. Desde la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB) se propuso marchar. “Es importante estar ahí porque los medios de comunicación van a aprovechar que se toman los colegios para hablar sólo de eso. Nos parece que lo más importante es estar presentes mientras se vote”, explica Sultani.

Lanzamiento

Nuestros temas