Redacción Canal Abierto | Hoy comienza la primera megacausa por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura en Jujuy. Se trata del sexto juicio por crímenes del terrorismo de Estado que se desarrolla en la provincia, que acumula los expedientes de Las Noches del Apagón, Tumbaya, Minera El Aguilar, y Libertador General San Martín, entre otros. Se analizan los casos de 113 víctimas, de las cuales 38 siguen desaparecidas. Hay 23 represores imputados y, una vez más, el principal cómplice civil de la provincia, Carlos Pedro Tadeo Blaquier, logró esquivar el proceso de Memoria, Verdad y Justicia.

Entre las causas más conocidas que se expondrán durante el juicio está la conocida como “La Noche del Apagón”, por la represión fabril en la Compañía Minera Aguilar SA y en el Ingenio Ledesma, en las que la empresa de Blaquier colaboró activamente con los secuestros de activistas y gremialistas.

Adriana Aredez, la hija de Luis Ramón Aredez, el intendente peronista de la localidad de Libertador General San Martín que fue secuestrado durante aquellos episodios y permanece desaparecido, valora el inicio del juicio pero alerta sobre la intromisión del Gobierno de Gerardo Morales en la justicia jujeña: “En este contexto político del Gobierno Nacional y provincial nos tiene con muy bajas expectativas, pero con esperanzas cada vez más grandes, con las esperanzas de 42 años inclaudicables, ni un paso atrás, no perdonamos, nunca olvidamos y menos nos vamos a reconciliar ante los negociados de abogados, de la prostituida Cámara de Casación que des-procesó a Blaquier y sus secuaces del Consejo de Presidencia de Ledesma”.

El juicio estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Jujuy, integrado por Alejandra Cataldi, Mario Juárez Almaraz y Federico Díaz.

Uno de los imputados es Juan Carlos Jones Tamayo, ex jefe del Servicio de Inteligencia del Área 332 de Jujuy en la última dictadura cívico-militar. Desde septiembre de 2017 tiene el beneficio del arresto domiciliario. Había estado prófugo y fue detenido en 2014.

La causa “Mina Aguilar” es sobre la responsabilidad de gendarmes y directivos en secuestros y detenciones en 1976 en perjuicio de mineros de esa compañía, que controlaban capitales estadounidenses, y que en 1978 tuvo la desaparición del dirigente sindical Avelino Bazán.

Se prevé que este juicio tenga una duración de tres años aproximadamente, ya que pasarán más de 400 testigos y habrá declaraciones por videoconferencia. Además, abarca tramos que quedaron pendientes en juicios anteriores.

Adriana Aredez, reconocida luchadora de derechos humanos en Jujuy, impulsora de las causas judiciales, reconoce a Canal Abierto que entre los familiares y los organismos hay “bajas expectativas a partir de que el Poder Ejecutivo se inmiscuyó definitivamente en causas de delitos de lesa humanidad intentando vergonzosamente prostituir la Memoria, que nosotros sostenemos con perseverancia”, advierte.

Después de 42 años, este proceso llega a juicio oral y público con menos imputados, ya que estaba acusado también el genocida multi-condenado Luciano Benjamín Menéndez, jefe del Tercer Cuerpo del Ejército con jurisdicción en nueve provincias, incluida Jujuy, que falleció en febrero.

Es la primera vez que son juzgados efectivos de la Gendarmería como Jorge Borges Do Canto que se desempeñaba como comandante, y el alférez Carlos Pérez, entre otros.

Son querellantes la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la Asociación Hijos-Jujuy, y los letrados Paula Álvarez Carreras y Ariel Ruarte en representación de las víctimas y familiares.

“El poder judicial se ha transformado en el partido judicial, a pesar de que hay jueces dignos y éticos, que asumen el camino de la verdad. Nosotros vamos a mantener el camino de la Memoria porque nuestra vida cambio para siempre, no hay nada que nos deje quietos”, asegura Aredez.

en octubre

Nuestros temas