Redacción Canal Abierto | Durante la primera reunión formal entre miembros de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y los senadores celebrada este jueves, trascendió que Gabriela Michetti, presidenta de la Cámara Alta, girará el proyecto a cuatro comisiones, en vez de dos como se dijo al principio.

Michetti, que se opone a la sanción favorable de esta ley, sumó a las comisiones de Salud y Justicia, las de Presupuesto y Hacienda, y Asuntos Constitucionales, que están a cargo de Esteban Bullrich y Dalmacio Mera, también en contra del aborto legal.

“Este giro es totalmente excesivo, y el traslado tanto a Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales es innecesario. Obedece a una posición personal de la Vicepresidenta, con la finalidad de prolongar el debate indefinidamente.  La decisión configura una actitud dilatoria tendiente a obstaculizar el dictamen y la llegada al Recinto de la media sanción de despenalización del aborto”, expresó Miguel Ángel Pichetto, presidente del Bloque Justicialista de senadores.

Además, sostuvo que la decisión fue arbitraria y más allá de que la atribución la tenga la Presidencia del Senado, normalmente estos giros suelen ser comunicadas luego del diálogo y consenso el resto de los bloques.

En Diputados, el tratamiento del proyecto no fue tratado por Presupuesto y Hacienda, ni Asuntos Constitucionales, porque se entiende que es un tema perteneciente a Salud, Justicia y Asuntos Penales.

Por su parte, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, expresaron en un comunicado: “Ganamos un debate de dos meses en la Cámara de Diputados, en el que juristas, ministros de salud, científicos, representantes de organizaciones sociales y políticas argumentaron a favor de esta Ley en el marco de un Plenario de Comisiones específicas a su tratamiento que hace más de 10 años se presenta de forma consecutiva en el Congreso de la Nación. No queremos más dilaciones. Lo exigimos tras 13 años de lucha en la que logramos la despenalización social y el acompañamiento de la sociedad que se expresó con un millón de personas en las calles los pasados 13 y 14 de junio. Por eso consideramos esta maniobra como antidemocrática. Cada día que pasa el Estado argentino sigue condenando a las mujeres a ser penalizadas y a llegar a la práctica del aborto de manera clandestina poniendo en riesgo su vida y su salud”.

El bloque de Cambiemos también pidió tratar el giro en plenario. Esto acrecienta la grieta que este tema sacó a la luz -de la mano de Elisa Carrió- dentro del partido, ya que desde el sector reclamaban que el debate  fuera rápido y estuviera resuelto antes del receso invernal.

 

Los puntos que los opositores quieren cambiar

En caso de que la suma de comisiones falle para esta dilatación en la promulgación de la ley, los senadores en contra del aborto ya planean modificaciones al texto aprobado por Diputados.

  • Expandir el alcance de la objeción de conciencia a las instituciones médicas, haciendo que el Estado no pueda obligar a los profesionales a realizar la práctica.
  • Despenalizar en vez de legalizar, quitándo así la propiedad de política pública, por lo que saca de juego lo seguro y gratuito también.
  • Dar mayor injerencia a la presión de la iglesia católica, encabezada por Francisco, y sepultar la ley.

Si el senado incluye estas modificaciones, el proyecto deberá volver a la Cámara Baja y será debatido nuevamente, por lo que es justo pensar que si Michetti no logra los votos en contra, al menos retrasará por mucho la sanción de esta ley que lleva una larga lucha.

Ante esta maniobra “dilatoria y excesiva”, los miembros de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, informaron que el próximo martes se realizará un pañuelazo a partir de las 18, y contestaron a Michetti: “Seguiremos luchando en el Congreso, en las calles y en las redes hasta que el aborto sea ley”.

en octubre

Nuestros temas