Redacción Canal Abierto | Según el relevamiento mensual de productos de la Canasta Básica de Alimentos (CAB) realizado por ISEPCi en 480 comercios de 20 distritos del conurbano bonaerense, desde que asumió la actual administración nacional los alimentos básicos se incrementaron un 100,50%.

Sin embargo, como se desprende del estudio, la evolución no fue pareja: en 2016 los precios subieron un 43,88%; en 2017 un 19,21%, acumulando 71,51% de aumentos hasta diciembre del año anterior. En lo que va de 2018, el incremento ya alcanzó el 17%.

La suba de 100% en estos dos años no es mas que un promedio. Son varios los productos de primera necesidad que rompieron ese porcentaje, entre ellos la lechuga, que encabeza el ránking con un 309%; las naranjas con 180%; el aceite 153%; las mandarinas y el café en 150%; el azúcar con 130%; la harina, los huevos  y las arvejas suman 125%; y la carnaza llega al 109%.

Este año el relevamiento abarca los primeros cinco meses. Es decir, hasta mayo, incluido. No obstante, desde el ISEPCi anticipan que “en lo que va de junio los precios de los alimentos están lejos de estabilizarse mientras que el equilibrio del valor del dólar continúa siendo sumamente frágil. Esta carrera por ahora sigue a paso firme”.

“Los sucesivos intentos del gobierno anterior y del actual de detener la escalada inflacionaria anclando el valor del dólar fracasaron una y otra vez. El resultado es que los aumentos de los precios internos en general y de los alimentos en particular no se frenan, acumulando con el correr de los meses retrasos cambiarios, que terminan estallando en bruscas devaluaciones que vuelven a trasladarse a los precios, produciendo un círculo vicioso que deteriora los ingresos de los sectores populares”, analiza el estudio.

en octubre

Nuestros temas