Redacción Canal Abierto | En las próximas horas, desalojaran al comedor “Todo por nuestros niños”, ubicado en la ciudad de La Plata. El dueño, hace dos años, había dado en comodato el lugar y ahora exigió que se lo devuelvan.

El comedor, no sólo da de comer a 239 personas de lunes a sábado en el barrio de Villa Elvira, sino que también funciona como un lugar de contención para los jóvenes del barrio.

“Estoy triste, muy mal. Tenemos que desalojar el comedor hoy a la noche y los chicos ya lo tenían incorporado como si fuera su casa. Me costó horrores rescatarlos de la calle”, explica en diálogo con Canal Abierto, Victoria Merele fundadora del comedor.

Las doce personas que llevan adelante el espacio continúan entregando viandas para no dejar de darles comida a quienes se acercan hasta el lugar. Lo más urgente es un espacio en el que no sólo puedan cocinar sino que también puedan desarrollar las actividades que se llevan diariamente como talleres de apoyo y huertas.

“Lo que  pido es un terreno en el barrio, tiene que ser acá porque ya tenían incorporado el comedor como si fuera su casa. Es un lugar de contención porque cualquiera puede dar comida pero detrás de eso tiene que haber algo más”, afirma Merele.

La institución comenzó con la entrega de viandas a 27 chicos y la demanda fue creciendo. En el barrio, es el único que funciona de lunes a sábados desde la mañana y a lo largo de todo el día hasta entrada la noche. Quienes se acercan allí, son personas de todas las edades, desde recién nacidos hasta adolescentes y adultos mayores. Incluso, relata Merele, personas que dejaron el barrio vuelven al espacio a buscar mercadería.

Hasta el momento, no han recibido ninguna respuesta de las autoridades provinciales ni municipales.

“Hace una semana que están enterados de esto, no digo que se haga todo rápido pero la urgencia es por los chicos – argumenta la fundadora del merendero-. Si no tienen esto no tienen nada para comer”.

Foto: Facebook Comedor Todo por nuestros niños

Lanzamiento

Nuestros temas