Redacción Canal Abierto | Christine Lagarde llegó al país para supervisar la aplicación del acuerdo firmado entre el Gobierno con el organismo que ella preside, y reunirse con los empresarios y bancarios de la cumbre del G20.

Diferentes organizaciones de trabajadores de Argentina y latinoamericanas emitieron un comunicado en el que expresan: “El Acuerdo con el FMI sella la entrega de nuestras vidas a la dictadura del mercado. Ratifica un modelo de país dependiente, en el que se pretende seguir precarizando el trabajo con la reforma laboral y atacando las jubilaciones con la entrega del Fondo de Garantía a los especuladores. Un modelo basado en la explotación del pueblo y los bienes naturales, la especulación, la privatización, el extractivismo y el endeudamiento perpetuo”.

Bajo estas premisas, las agrupaciones firmantes llamaron a una movilización  para este sábado 21, que concentrará a partir de las 12 en Las Heras y Pueyrredón.

La medida es en “repudio a la presencia de Lagarde en el país, en rechazo a las políticas que tanto el G20 como el FMI imponen en nuestro pueblo, y exigir la anulación del acuerdo, y el no pago de la Deuda fraudulenta”, según el texto de la convocatoria.

Marcharán más de 350 organizaciones, sindicatos y partidos nacionales e internacionales, entre los que se destacan la Asociación de Trabajadores del Estado, la CTA Autónoma, Unidad Popular Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, CORREPI, Colectivo Memoria Militante, Barrios de Pie, Fundación Servicio Paz y Justicia, Libres del Sur, Movimiento Socialista de los Trabajadores, MNER, Multisectorial Antiextractivista, Patria Grande, SUTEPA, Economía Feminista en las SEC, Fórum do Movimento Ambientalista, de Brasil, y el Grupo de Estudio Economía Digna de Colombia.

Al respecto, Silvia León, secretaria de Organización de ATE y candidata a secretaria de Género de la CTAA por la Lista 1 “Germán Abdala”, manifestó: “La central, desde hace tiempo, se viene reuniendo con un sin número de organizaciones de cara a la cumbre del G20 y en ese marco se inscribe la marcha del sábado. Tanto el G20 como el FMI forman parte de una misma política en la que el Estado se corre de su rol central en la seguridad social y avanza en la privatización de las cajas jubilatorias, lo que se suma a las consecuencias que trae el ajuste al trabajo y a la economía”.

Por su parte, el secretario de Relaciones Internacionales de la Central de Trabajadores Argentinos, Adolfo Aguirre, indicó: “Es la coronación de un modelo económico fallido y nefasto para la clase trabajadora argentina, que beneficia al capital especulativo mientras reprime y persigue a quienes luchamos contra los despidos, por derechos y salarios dignos”.

Finalmente, en el comunicado, llamaron a los y las trabajadoras y pueblos oprimidos a “unirse en una campaña colectiva y persistente en rechazo al ajuste y al saqueo, la deuda, la represión de los gobiernos y la impunidad de quienes la aplican, y construir alternativas de soberanía, dignidad y derechos porque el tiempo es ahora”.

en octubre

Nuestros temas