Redacción Canal Abierto | La vorágine de información previa a la votación por la interrupción voluntaria del embarazo hizo que pasaran un tanto desapercibidos los dichos del Dr. Manuel Cornet, ex vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Córdoba.

Durante una charla en el marco de una conferencia brindada en la Delegación Carlos Paz del Colegio de Abogados, Cornet manifestó: “Nuestros genocidas de la última dictadura no mataron a las mujeres embarazadas. Esperaron que naciera el niño y después desaparecieron o mataron a la mujer”.”

Las brutales declaraciones del ex decano hicieron que desde diferentes organismos de derechos humanos repudiaran lo dicho.

“Expresiones como estas, atentan contra la verdad banalizando el genocidio del que fue víctima el pueblo argentino. Como ha sido acreditado en múltiples causas por delitos de lesa humanidad, a través de los valientes testimonios de las compañeras que pasaron por los centros clandestinos de detención de todo el país, se probó que fueron sometidas a condiciones infrahumanas, torturas y abusos sexuales con particular ensañamiento por su condición de mujer”, expresaron a través de un comunicado la Comisión Provincial de la Memoria y los sitios de Memoria de Córdoba.

Uno de los casos citados por los organismos para responderle al abogado fue el de Liliana Sofía Barrios, secuestrada en la ciudad de Córdoba el 24 de Marzo de 1976,  embarazada de cuatro meses y asesinada el 7 de Abril de 1976. Su cuerpo fue  inhumado como N.N. en el Cementerio de San Vicente, exhumado por el Equipo Argentino de Antropología Forense, a través del cual se pudo comprobar que el bebé fue asesinado en el vientre materno.

“A Cornet le respondemos que esos genocidas asesinos no tuvieron ningún respeto ni por los niños por nacer, ni por sus madres, ni por los niños ya nacidos, ni por las familias de todos ellos a quienes condenaron a una búsqueda constante y un dolor eterno”, esgrimieron desde Abuelas de Plaza de Mayo, filial Córdoba.

La Legislatura de Córdoba también se expresó y rechazó de manera unánime los dichos de Cornet. Desde organismos de derechos humanos, solicitaron al rector de la Universidad Nacional de Córdoba, Dr. Hugo Juri y al Presidente del Colegio de Abogados Dr. Héctor Oscar Echegaray, arbitrar en las instituciones a su cargo, los mecanismos necesarios para revisar los dichos del doctor.

 

 

Lanzamiento

Nuestros temas