Redacción Canal Abierto | El recorte del 13% de pensiones que empezó en diciembre de 2017 con la aprobación de la reforma de este sistema, no sólo impacta en el bolsillo de quienes son beneficiarios. La crisis hoy se agrava y se refleja también en el vaciamiento que sufren las 77 delegaciones de la Agencia Nacional de Discapacidad en todo el país.

Walter Pignataro, delegado general de ATE Pensiones, cuestionó esta nueva etapa del ajuste que lleva adelante el directorio de la Agencia. “Estamos ante el inminente cierre de las 77 oficinas de pensiones que existen en el país. Nos dijeron los trabajadores serán trasladados a la Ventanilla Única de Anses”, mencionó el dirigente.

Por otra parte, a partir del anuncio y posterior firma del acuerdo con el FMI, el intento de reducir el gasto público sigue recortando en pensiones, esta vez por discapacidad. Se habla de una revisión y posible baja que alcanzaría al 10% de los beneficiarios.  

Hasta el año pasado, se contaban algo más de 1.060.000 pensiones por invalidez, con un presupuesto anual de unos $ 84 mil millones. Es decir que el Gobierno podría lograr un recorte de unos $ 8 mil millones.

“La Agencia Nacional de Discapacidad es un organismo fantasma. Las pensiones son dadas de baja de manera tremenda. Tenemos más de 100 mil pensiones en esa situación, sólo se rehabilitaron 30 mil por pedido de la Justicia y ya registramos más de 70 casos de personas que murieron esperando una pensión por más de 3 años”, aseguró Pignataro.

También aseguró que “los trámites demoran, no salen y hay bajas todo el tiempo. Mientras, hay más cargos de gente ganando sueldos exageradamente altos, más gente contratada sin estabilidad y cada vez menos laburo“.

Por último, el referente sindical explicó que estas irregularidades se denuncian desde que asumió el gobierno de Cambiemos, y expresó: “Nosotros defendíamos la Comisión Nacional de Pensiones, y el día que reconstruyamos el país, la vamos a volver a crear”.

 

promoción

Nuestros temas