Redacción Canal Abierto | En promedio, el aumento de los 50 medicamentos más consumidos por los adultos mayores entre mayo de 2015 y septiembre 2018 fue del 172,1%. Mientras que durante el mismo periodo, el incremento en la movilidad jubilatoria para la mínima (incluida la suba que se efectivizará recién este mes) alcanzó sólo el 126,03% (de los $3.821 en mayo de 2015 a los $8630 en septiembre de 2018).

El estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) también analizó cuál fue el impacto de la reciente devaluación sobre el precio de los productos de este rubro esencial para la tercera edad. En promedio, el muestreó reflejó que entre los últimos días de agosto y los primeros de septiembre la suba fue del 5,5%, mientras que el promedio de los 10 que más aumentaron alcanzó el 11,2%, con algunos casos de productos que incrementaron su precio en hasta 18,5%.

Por otra parte, CEPA también verificó aumentos de hasta el 413,29%, en implementos necesarios para el ejercicio de la autonomía, como es el caso de las sillas de ruedas.

Los jubilados y pensionados acumulan una pérdida del 9,7% en su poder adquisitivo en el último año y cerrarán el 2018 con un retroceso de 13 puntos porcentuales, según estimó el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino.

Para cubrir sus necesidades mínimas, un adulto mayor debe ganar $ 21.127 mensuales. El haber mínimo a partir de septiembre será de $ 8.636, y el haber promedio apenas alcanzará los $ 13.000.

Según la Defensoría de la Tercera Edad, el consumo básico incluye: $ 3.600 en expensas y/o alquiler, $ 1.480 en servicios (luz, gas, teléfono y tasas), $ 450 en transporte (usando tarifa especial), $ 4.452 en alimentos, $ 2.005 en higiene y limpieza y $ 4.129 en medicamentos. Lo cierto es que el 65% de las jubilaciones y pensiones están en el haber mínimo, son más de 4,5 millones de beneficiarios sobre un total de cerca de 6,9 millones de personas.

en octubre

Nuestros temas