Redacción Canal Abierto | Lejos del tradicional festejo por el día del estudiante, alumnos y docentes de escuelas técnicas se movilizaron el pasado viernes 21 de septiembre, hacia la Casa de la Provincia de Buenos Aires, para manifestar su oposición a la reforma que quiere imponerles el Gobierno.

“Esto es una contra reforma, contra la educación técnica y la educación pública. Recortan contenidos y desvalorizan los títulos”, relataron los manifestantes.

Se enfrentan a un recorte de 1.400 horas, la quita de asignaturas y la pérdida de validez de sus títulos. Un alumno que transita por una escuela técnica pasará de tener 8.604 horas de clase a tener 7.128, un recorte de 1.476 horas. La reducción, en los siete años de cursada, sería de 324 horas en el ciclo básico y de 1.152 en el superior.

“Al día de hoy los técnicos salen profesionales. Pueden firmar planos, tienen incumbencia. Si esas horas se reducen, eso se caería”, esgrime uno de los docentes de escuela técnica.

Por su parte los alumnos presentes en la movilización expresaron: “Quieren que seamos mano de obra barata”.

promoción

Nuestros temas