Redacción Canal Abierto| En un violento operativo de dudosa legalidad, la policía local y la gendarmería desalojó a 25 familias del Barrio Pampa de Valentín Alsina, Lanús que habían montado casillas para organizar una olla popular. El saldo es de cinco detenidos y decenas de heridos por perdigones de goma.

Descargar

El operativo, que no contó con orden judicial alguna, fue realizado sin respetar ninguno de los protocolos que ese tipo de acción exige, como ser realizado en horas diurnas y preservar la seguridad de niños y niñas.

El accionar policial no se limitó a atacar únicamente a los ocupantes, sino que también alcanzó a vecinos que intentaron colaborar con éstos albergándolos en sus viviendas.

Hasta el momento, no hubo ningún tipo de explicación ni referencias a estos sucesos por parte de ninguna autoridad nacional, provincial ni municipal.

“No hay ninguna orden ni en el Registro Nacional de Barrios Populares ni en ningún otro lugar que notifique. Esto no es una toma, es un barrio histórico que hace mucho tiempo que está. Es una barbaridad lo que se hizo desde el punto de vista legal y desde el punto de vista humano. Hay gente que está muy golpeada, esto fue muy por fuera de los protocolo de desalojos lo que hicieron. Los funcionarios correspondientes los deberán dar las explicaciones del caso. No había motivos para el desalojo, el accionar es claramente ilegal no hay orden de un juez que tenga una mínima competencia en esto” manifestó Lucas, militante del Movimiento de Trabajadores Excluidos, en diálogo con Canal Abierto.

Descargar

en octubre

Nuestros temas