Redacción Canal Abierto | El 23 de agosto, los empleados del sector de producción manual de Gaelle fueron despedidos. Hoy, después de un mes sin respuestas y sin el pago de sus indemnizaciones, realizaron un corte en Rivadavia y Galicia (Avellaneda) y una olla popular para visibilizar el conflicto.

“Los Lópes, dueños de la fábrica, nos despidieron armando causas truchas y sin abonar las indemnizaciones”, expresaron en un comunicado los trabajadores.

Según comenta Jorge Villalva, ex delegado de Gaelle, el conflicto comenzó en junio con el pago de los aguinaldos. “Nos quejamos porque nos pagó lo que él quiso. El sindicato nos recomendó una huelga hasta conseguir una conciliación obligatoria. Lo que hizo Lópes fue presentar fotos nuestras, que nos tomaba mientras comíamos, o a las máquinas sin operarios, que pertenecían a los que despidieron”.

La empresa funciona hace 50 años, que en su principio repartía su producción entre ensambles y productos propios. Sin embargo, en 2015 comenzaron a trabajar sólo en ensamble y fue ahí que comenzaron con los despidos. De una planta de 300 trabajadores, quedaron 50, que fueron los últimos despedidos en agosto.

“Los que quedábamos éramos los de mayor antigüedad, con 45 y 35 años de servicio. Nos despidieron argumentando que nosotros no cuidábamos nuestros puestos de trabajo y ahora  pedimos que nos devuelvan nuestros puestos. Ante esa negativa solicitamos que se nos pague las indemnizaciones, a lo cual también se oponen”, explicó Villalva.

El acampe ya lleva un mes y de acuerdo a lo expresado por los trabajadores continuará. “Pusieron un cartelito en la puerta que dice “sin actividad” y nos dejaron en la calle a todos, sin respuestas y sin dar la cara. Si no nos devuelven nuestros puestos de trabajo ni nos pagan las indemnizaciones, el acampe va a seguir. Necesitamos una solución porque nos dejaron en la nada”, sentenció el ex delegado.

Esta situación es una más de las que viven a diario los trabajadores de empresas argentinas, sobre todo aquellas alineadas al gobierno de Mauricio Macri y sus políticas neoliberalistas.

“Acudimos al Sindicato del Zapato y al Ministerio de Trabajo de Avellaneda. Ninguno nos dio una solución. No existe una sola instancia de negociación, ya que los Lópes se ausentan de las audiencias bajo la complicidad del Ministerio. Por eso nosotros decidimos movilizarnos”, finalizaron los trabajadores.

en octubre

Nuestros temas