Redacción Canal Abierto | El 26 de junio, las autoridades de la agencia oficial de noticias anunciaron el despido del 40% de su planta. El feroz recorte dejó secciones enteras sin trabajadores y corresponsalías desiertas en las provincias.

Hoy se cumplen 100 días del conflicto en el que los 357 despedidos realizaron una permanencia pacífica en los dos edificios de la agencia. Durante este tiempo, las autoridades hicieron oídos sordos a las medidas sindicales y los fallos constantes de la Justicia a favor de los empleados.

Hay 108 medidas cautelares favorables a nosotros. No una, ni dos, ni tres. Son 108. Cinco de ellas están resueltas en todas las instancias, y las otras 173 en trámite. Cada uno de los pronunciamientos judiciales determinó que la mecánica aplicada a los despidos de la agencia Télam es ilegal, que todos los trabajadores deben ser reincorporados, que la empresa está obligada a dialogar con nosotros en una mesa institucional en el Ministerio de Trabajo”, explicó Mariano Suárez, delegado de SiPreBA.

En conferencia de prensa, los trabajadores anunciaron que el 7 de septiembre, la Justicia intimó al ahora secretario de Trabajo, Jorge Triaca, a informar si ya fue iniciado el proceso preventivo de crisis, cosa que incumplió. La semana pasada se repitió la intimación, la cual volvió a incumplir.

Ante esto, en juez resolvió imponerle una multa económica de $5.000 por trabajador por cada día que transcurra sin cumplir con la intimación. El paso siguiente es la denuncia penal por la configuración del delito de desobediencia judicial, previsto en el código penal, que tiene una pena de prisión para el funcionario público que viole directamente una orden judicial firme y vigente.

Los trabajadores de Télam resolvieron iniciar dicha denuncia, y el próximo martes marcharán hacia el ex Ministerio de Trabajo para exigir que se cumpla con los fallos de la Justicia.

Por otro lado, con el intento fracasado de presentar socialmente la idea de que el conflicto está perdiendo fuerza, la empresa puso en marcha una redacción paralela donde diferentes directivos y cuadros jerárquicos de la agencia transcriben noticias, usurpando el dominio oficial de Télam.

“Esto produce un daño social muy importante. Por eso el viernes vamos a hacer un pequeño servicio periodístico, acotado pero muy contundente de cuál es la capacidad real de los trabajadores de Télam para mostrar la monumental diferencia que hay entre el servicio habitual de la agencia que produce 124.300 cables por año, con este “servicio de emergencia” que están presentando los funcionarios que tiene unos 60 cables diarios, con fotos robadas, con gacetillas transcriptas íntegramente”, indicó Suárez.

Los trabajadores también agradecieron el acompañamiento del Sindicato de Prensa de Buenos Aires y el resto de las centrales sindicales. Además, destacaron el rol de los medios, comunitarios y populares.

 “Nosotros sentimos que son nuestros principales aliados en la lucha por difundir el conflicto y la importancia de que sigan existiendo en Argentina los medios públicos y que esos medios públicos sean plurales y federales. Es un debate que el gobierno quiere silenciar y los medios autogestivos son nuestra principal herramienta para dar esa pelea. Nosotros vamos 100 días de conflicto y sólo nos queda ganar”, manifestó el delegado de SiPreBA.

promoción

Nuestros temas