Redacción Canal Abierto | El ejercicio de pérdida salarial que realiza mes a mes la Junta Interna de ATE Indec, da cuenta de un detrimento del 18,8% comprendido en el período Noviembre 2015/Agosto 2018 para los trabajadores estatales.

“Actualizando a precios de agosto de 2018, las diferencias de nuestro salario respecto al que permitiría mantener dicho poder adquisitivo, se acumula un déficit de $82.379 para un trabajador con categoría D0, cuyo salario bruto actualmente asciende a $18.584 (lo que implica más de cuatro meses y media del sueldo actual)”, informaron desde la organización.

Parte importante de esta pérdida salarial son los altos niveles inflacionarios registrados. En 34 meses, el acumulado fue del 125%.

Si bien todos los trabajadores han perdido contra la inflación, producto de las negociaciones paritarias con tope del 15%, para los estatales tuvo mayor intensidad que para el sector privado.

Mientras que en noviembre de 2015 el salario de un trabajador Categoría D0 representaba el 66% del salario promedio del sector privado registrado, en agosto de 2018 esa relación resultó de alrededor del 61%, explica el informe.

La junta interna sostiene que “esta pérdida acumulada del poder adquisitivo, para ambos sectores, debe ser efectivamente saldada. De lo contrario, significaría postergar aún más las demandas del conjunto de los trabajadores y, en particular, la de los estatales”.

Por otra parte, ante la necesidad de abrir la discusión por una recomposición salarial, ATE Indec fijó los valores que en la actualidad son requeridos para cubrir las necesidades de los trabajadores y trabajadoras y su núcleo familiar.

Un hogar constituido por una pareja con dos hijos menores necesita una canasta de ingresos de $33.131 al 31 de agosto de 2018. Este valor se compone de $10.395 de la canasta alimentaria mínima, y $22.735,7 de otros bienes y consumos mínimos.

Cuando se presentó el informe correspondiente a noviembre de 2015, el valor era de $15.677.

.

en octubre

Nuestros temas