Redacción Canal Abierto | Históricamente, la Iglesia Católica ha impuesto sus creencias y se ha opuesto a la luchas en la conquista de derechos que, según su retrasada visión del mundo, atentan contra sus privilegios: el voto femenino, divorcio, matrimonio igualitario, aborto y la lista continúa.

Espontáneamente y en simultáneo con la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, a través de las redes sociales, diferentes grupos iniciaron la campaña de separación de Iglesia del Estado y las apostasías colectivas

“Apostatar es renunciar a la Iglesia, es una forma de decir no coincido, no estoy de acuerdo, me separo. Separar a la Iglesia Católica del Estado es una necesidad urgente. Ocurrió con la Ley de aborto, la implementación de Educación Sexual Integral en las escuelas, y siguen poniendo palos en la rueda como históricamente lo han hecho a todo lo que sea derechos”, cuenta Nacha Lopez Osornio, referente en la Ciudad de Buenos de la Campaña Federal por la separación Estado/Iglesia.

La campaña, que utiliza un pañuelo naranja como símbolo identificativo, organiza cada 15 días, en todas las plazas del país, apostasías colectivas. De todos modos, si se quisiera hacer de forma individual se debe enviar una carta informando la decisión de dejar de pertenecer a la Iglesia Católica y exigir que se modifiquen los registros donde la persona figura como católica. Es importante que contenga datos de la parroquia donde fue el bautismo, y fecha aproximada. La carta debe ser enviada a la diócesis correspondiente al domicilio de residencia real. Aunque casi nunca ocurre, debería tener una respuesta favorable luego de cinco días de enviada.

“En este país el bautismo es cultural y un rito. Cuando nace un niño o una niña la bautizan y pertenece a los libros de la Iglesia durante toda su vida. Tal vez, cuando esa persona llega a adulta no practica más la religión pero ya quedó ligada. En el aspecto económico, en este contexto actual de crisis, es muy importante dejar de sostener estos privilegios a la religión aunque no vamos sólo eso si no también por lo cultural y social, la educación y salud pública”, afirma Lopez Osornio.

Mañana a partir de las 15 se realizará una asamblea abierta frente al Congreso en la que habrá una charla debate y se venderán pañuelos.

 

Foto: @r_lorenzo

 

promoción

Nuestros temas