Redacción Canal Abierto | Este mediodía el presidente Mauricio Macri afirmó en una radio que dialogó con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para combinar con la ministra de seguridad nacional, Patricia Bullrich, los operativos de control para los partidos del sábado 10 y el 24 de noviembre. “Es una oportunidad histórica y tenemos que inmortalizarla con un espectáculo completo. Y completo es que haya visitantes”, explicó, y prometió precisiones para las próximas horas.

El abogado Mariano Berges, titular de la ONG Salvemos al Futbol, emblema de la lucha contra la violencia en las canchas, aclara que “la manifestación del Presidente es unilateral, no tiene la potestad de que el partido se juegue con público visitante, eso es decisión de los presidentes de los clubes y si alguno de los dos no está de acuerdo lo tendría que resolver la CONMEBOL, ni siquiera la Asociación del Fútbol Argentino porque no es la entidad que está a cargo de este torneo”, explica para esta nota el especialista.

El Jefe de Estado y ex presidente del club de la rivera reveló el impulso que lo llevó a tomar la polémica decisión: “Me levanté esta mañana y me dije ‘vamos a hacer que esta final tenga todos los condimentos”

Dice Berges: “Desde SAF siempre estuvimos de acuerdo con que el público visitante esté en las canchas, pero en este momento creemos que no están dadas las condiciones de seguridad para que el partido se juegue con visitantes, por distintos motivos, pero sobre todo porque ni siquiera se tuvo de previsión de que esto podría llegar a suceder hace al menos 20 días”

“Ni siquiera se tiene la posibilidad de la venta de entradas a los visitantes, y ni siquiera el gobierno cumpliría con las propias disposiciones del Decreto reglamentario del año 2017 ni con la Resolución N° 355 del Ministerio de Seguridad, por la cual se creó un reglamento especifico que establece que es imprescindible que diez días antes del evento -del que ahora faltarían 7 días- obligatoriamente el club debe informar  al Estado de la realización de un espectáculo de alto riesgo, como en este caso”, advierte el ex juez a Canal Abierto.

Por su parte, el ministro porteño Martín Ocampo, quien en horas de la mañana dijo que “no estaban las condiciones dadas” para que hubiera visitantes, afirmó al mediodía y después de los mensajes de Macri que “se evaluó la cantidad de personal disponible” y se resolvió que haya alrededor de “cuatro mil visitantes” en cada encuentro.

Por último, el doctor Berges de Salvemos Al Futbol expresó: “Me da la impresión de que se trata de un típico cometario demagógico que tiene que ver con el deseo del presidente de exhibir un cierto marco de madurez cívica en el país, pero se olvida que hace menos de 20 días eso no ocurrió en el caso de la votación del Presupuesto”

en octubre

Nuestros temas