Redacción Canal Abierto | La fábrica de la empresa SIAM, del grupo Newsan, ubicada en Avellaneda despidió 20 empleados, entre los cuales se encuentran los 8 de las comisiones internas. En el conflicto desatado el lunes, la compañía se negó a acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo que obligó a dejar en suspenso los despidos. Reforzó el operativo policial durante ayer y hoy, dentro y fuera de la planta, y ahora se enfrenta a un amplio abanico de solidaridad compuesto por vecinos de la zona, organizaciones y referentes sociales y políticos, y funcionarios municipales, entre otros y otras.

Alejandra, una de las despedidas, dialogó con Canal Abierto desde el acampe en la puerta de la fábrica: “No tenemos delegados del sindicato, y cuando se inició el conflicto votamos dos comisiones, una negociadora en la que estoy yo y tres compañeros más, y otra de prensa y difusión. En total éramos ocho delegados, y ahora los ocho estamos despedidos. Claramente hay una persecución y discriminación. Al no tener delegados del sindicato nos vemos obligados a actuar”.

“Estamos en una situación de urgencia. Están militarizando, la policía tomo un portón al costado de la rivera, están entrando y saliendo camiones, estamos viendo que quieren vaciar la planta, los compañeros nos cuentan que están trabajando con policías armados ahora”.

El martes es la nueva audiencia en la cartera laboral. La empresa viene de un proceso de ajuste en el cual en tres meses desvinculó a 165 trabajadores. De hecho, en julio cerró el turno tarde con 60 contratados, en agosto ofreció 85 retiros voluntarios, y ahora despidió a 20 empleados. Quedan en la actualidad 60 trabajadores activos.

“La empresa viene atentando contra los derechos de los trabajadores dejándonos sin trabajo, en julio cerró un turno, en agosto nos extorsionó con retiros voluntarios y ahora despidió veinte compañeros”, asegura la trabajadora.

 

promoción

Nuestros temas