Redacción Canal Abierto | Desde febrero, los vecinos del barrio La Sexta, de Rosario, sufren una seguidilla de represiones por parte del cuerpo de Infantería de la ciudad. La orden baja del ejecutivo provincial que, en conjunto con el municipio y la Universidad Nacional de Rosario, tiene intereses económicos sobre las tierras linderas a la costa.

Desde que inició noviembre, las situaciones de violencia se encrudecieron y hoy hay dos militantes presos y con órdenes de restricción.

“Estamos luchando contra un plan de falsa urbanización, que en realidad es un mega proyecto inmobiliario. Quieren recuperar tierras linderas a la costa, que en dos de las dictaduras fueron cedidas a la universidad. Esta jamás hizo uso de esos terrenos, y fueron legítimamente ocupados por trabajadores y así se fue gestando este histórico barrio”, explicó Estefanía González, vecina del lugar y miembro de la Coordinadora Antirrepresiva de Rosario.

La universidad hoy le cede los terrenos al gobierno, que a su vez promete viviendas sociales para todas las familias que habitan esa zona. “Esto es una mentira para desalojar a la gente. Quieren hacer un Puerto Madero en la ciudad de Rosario. Ya lo hicieron con Puerto Norte, que también era un barrio con familias viviendo allí, y los desalojaron para hacer grandes torres”, manifestó González.

El miércoles, durante un corte que realizaron los vecinos para pedir que el municipio les otorgue los títulos de propiedad, se produjo una represión en la que dos militantes resultaron arrestados.

Hoy, durante una concentración para exigir la liberación de Guillermo Piccolo y Matías Romaguera, el cuerpo de Infantería volvió a arremeter contra los manifestantes.

“Manotearon a un menor de 15 años porque decían que tenía un arma. Lo que tenía era una llave inglesa para ajustar su bicicleta. Lo agarraron entre diez policías, lo tiraron y no lo querían liberar”, relató Estefanía.

Desde la agrupación lograron que sus abogados liberen al joven, pero al soltarlo, los policías reanudaron la balacera y obligaron a levantar el corte bajo amenazas.

Más tarde, en un comunicado, la coordinadora emitió un comunicado donde informaron que, el juez Postma dictó la prisión preventiva de 43 días a Guillermo Piccolo.

“Hace diez años estamos militando en el barrio, y ahora la avanzada es más visible. Todas las modalidades represivas se han lanzado sobre nosotros, amenazas, hostigamiento, nos siguen los patrulleros a nuestras casas, tenemos los teléfonos intervenidos, saben qué hacemos y a dónde vamos, es terrible”, finalizó la militante de La Sexta.

promoción

Nuestros temas