Redacción Canal Abierto | Sin duda alguna, 2018 estuvo atravesado por el profundo ajuste, la crisis económica, y los despidos. Como resultado, las protestas sociales, el desempleo y las negociaciones fueron las protagonistas del año.

Según un informe realizado por el Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma), los conflictos laborales crecieron un 12% en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Esto se explica por el crecimiento en el sector privado que alcanza el 18% en el sector informal y con la participación de trabajadores de más de un sector.

Respecto del sector público, si bien se registró una caída en la cantidad de conflictos, ello se dio a la par de un incremento del 34% respecto de las acciones, asociado a la intensidad de cada uno de los conflictos llevados adelante por los trabajadores del sector.

La excusa de la “reestructuración”, utilizada por el Gobierno para ajustar acorde con las necesidades impuestas por los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, significó miles de trabajadoras y trabajadores despedidos.

Según el informe, el 50% de los conflictos se vinculan a situaciones de crisis económicas ya que el motivo que los origina son despidos y situaciones o reclamos por deudas salariales tanto en el sector público como en el privado.

En este sentido, y en relación a la negociación colectiva, desde el Observatorio advierten que, durante los primeros meses del año, las discusiones se dieron en torno a la revisión de los acuerdos salariales de 2017.

“Los primeros acuerdos establecieron incrementos en torno al 15%, mientras que en una segunda tanda los aumentos llegaron al 25%. En todos los casos resultaron insuficientes frente a la evolución de la inflación, situación que originó sucesivas revisiones que aún hoy no han concluido. En muchos casos, los acuerdos salariales culminaron estableciendo incrementos superiores al 40% anual, aunque ello no impidió un deterioro de la masa salarial percibida a lo largo del año, en tanto dichos aumentos se harán efectivos con un rezago significativo”, señalan desde la CTA Autónoma.

Mercado de trabajo

En relación al mercado del trabajo, algunos datos sobresalientes tienen que ver con la caída del salario real: los trabajadores registrados del sector privado en el tercer trimestre de 2018 experimentaron una caída interanual del 8,6%, mientras que en el sector público la caída fue del 10,1%. Estas variaciones fueron aún más importantes en el mes de septiembre, cuando llegaron al 10,9% y 12,5% respectivamente.

Otro de los datos alarmantes tiene que ver con la caída de la cantidad puestos de trabajo. De abril a septiembre, cayeron un 2,15%, (136.239 trabajadores menos) y no existen señales que permitan una reversión de este proceso en el corto plazo.

En relación a la industria manufacturera, la caída del empleo ya acumula tres años ininterrumpidos de pérdidas de puesto de trabajo. Desde septiembre de 2015 se perdieron 107.933 puestos (un 8,6%). Según la información oficial, el ritmo de destrucción de puestos de trabajo se aceleró este año, incluso por sobre los niveles de 2016.

promoción

Nuestros temas