Redacción Canal Abierto | Tal como viene sucediendo en distintos ámbitos del mundo del trabajo y del campo social, espacios antes alejados por diferentes posiciones políticas, ideológicas, o por desacuerdos en las estrategias de intervención coinciden en las calles o en los sectores de trabajo para hacerle frente al ajuste emanado desde la Casa Rosada.

Como ocurrió meses anteriores con acciones para enfrentar el ataque a la industria naval -en la que se juntaron portuarios, astilleros, y distintos sindicatos de marítimos nucleados en ATE y en la FEMPIMRA de la CGT-, o como sucede con la inter-sindical que batalla contra los despidos en las minas de Río Turbio, desde hace meses se está gestando un frente gremial en los aeropuertos que articula asambleas, paros y jornadas de lucha en contra de la precarización que el Gobierno intenta imponerle al sector impulsando la creación de sindicatos por empresas en las low cost.

Esta mañana, la Asociación Argentina de Aeronavegantes y la Asociación Trabajadores del Estado, junto a otros gremios, encabezaron una protesta frente al Ministerio de Transporte de la Nación para reclamar por paritarias contra los despidos y la persecución sindical.

La marcha comenzó a las 11 de la mañana en Avenida de Mayo y Piedras, pasó por Plaza de Mayo y llegó a la puerta de la cartera que conduce Guillermo Dietrich, al costado de la Casa Rosada, pasado el mediodía. La medida no implicó cancelación de vuelos porque el gremio acató la conciliación obligatoria.

Frente al Ministerio, el titular de ATE, Hugo Cachorro Godoy, resaltó que “cuando el Gobierno quería instalar un diciembre de paz ficticia, los trabajadores y las trabajadoras estamos en la calle defendiendo los derechos y la soberanía nacional”.

Por último, el secretario general de ATE Nacional y secretario adjunto de la CTA-Autónoma valoró la articulación con gremios de otras centrales. “La unidad no se construye con palabras sino con actos. La unidad se construye en la calle, debatiendo y construyendo un proyecto de los trabajadores para frenar el plan de ajuste del presidente Macri, que ha convertido la institución presidencial en un virreinato, porque le ha entregado la llave de la política económica y social al FMI”, concluyó Godoy.

Por su parte, el titular de Aeronavengantes, Juan Pablo Brey, denunció: “El Gobierno habla de miles de puestos de trabajo nuevos, pero están viendo una sola parte de la película. Mientras, hay empresas de capitales extranjeros subsidiadas, apoyadas fuertemente por el Estado, que están creando nuevos puestos de trabajo precarizado, sin convenio, sin cumplir la ley. Por eso vamos a seguir en este camino, porque acá no están en juego los privilegios de los sindicatos como dice el Gobierno: está en juego la soberanía de nuestros cielos y el modelo sindical argentino”, expresó Brey, que también es secretario de Prensa de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y dirigente de la Juventud Sindical de la CGT.

Sobre el cierre de la jornada, Pablo Moyano, de Camioneros, criticó al sector de la Confederación General del Trabajo más cercano a la Casa Rosada: “los conflictos se ganan en las calles, por eso les exigimos a los compañeros de Azopardo que se pongan al frente de los reclamos, porque éste es un gobierno que desprecia a los trabajadores. Por eso el compromiso del Frente Sindical es acompañar a todos los trabajadores en conflicto, decirle al Presidente que mire para adentro, que deje las vacaciones y que empiece a dar respuesta a los millones de argentinos que hoy la están pasando mal”.

 

promoción

Nuestros temas