Redacción Canal Abierto | Uno de los hechos políticos más importantes que atravesaron el 2018 fue la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito. Las jornadas que se vivieron a partir de abril, los debates, las vigilias, los pañuelazos y las calles tomadas quedarán en el recuerdo de cientos de miles que pudieron ser testigos de este hecho histórico.

Sin embargo, en muchas ocasiones, la memoria puede jugar una mala pasada.

Florencia Alcaráz, feminista, periodista,  integrante del colectivo ni una menos y codirectora del portal de noticias Latfem, decidió sistematizar la lucha de la interrupción voluntaria del embarazo a través de un libro: “Que sea Ley. La lucha de los feminismos por el aborto legal”, este material, fundamental en la biblioteca verde, es un recorrido por el pasado, presente y futuro de la Campaña.

 “Hay dos cosas que me obsesionan: el archivo y la memoria a futuro. Para mí era muy importante que quede un registro de todo lo que hicimos en el 2018 y lo que se hizo antes para llegar a ese año histórico que llegamos a debatir en el Congreso”, señala Florencia Alcaraz.

Lo cierto es que la lucha por la interrupción voluntaria del embarazo no sólo trascendió las esferas sociales, sino también las políticas, culturales y simbólicas. El pañuelo verde, hoy bandera de lucha y símbolo del aborto legal, seguro y gratuito existía pero no era reconocido masivamente como hoy si lo es.

“El aborto salió del closet,logramos sacarlo en el 2018 gracias a la tenacidad y el mérito de muchísimas feministas que desde hace más de una década vienen insistiendo. El pañuelo verde por ejemplo, lo usábamos sólo en las fechas de agenda feminista o en los Encuentros Nacionales de Mujeres, hoy lo vemos todo el día. Ahí también estamos disputando sentido.Forma parte de la luchas de las pioneras pero también de las pibas, que nos enseñaron a nosotras, a pelear con impotencia e irreverencia”, destacó Alcaraz.

El libro realiza un recorrido por las luchas conquistadas desde el feminismo: el caso de Belén en Tucumán, la joven que tuvo un aborto espontáneo pero que fue acusada de haberse deshecho del feto en un baño, el de Ana María Acevedo, la adolescente a la que no quisieron practicarle un aborto y murió ella y su bebé y un capítulo dedicado a Tom Máscolo, joven trans. Estas y muchas otras historias recopiladas por la periodista hacen que sea un libro imprescindible en cualquier biblioteca.

promoción

Nuestros temas