Redacción Canal Abierto | Luis Bilbao sostiene que “el golpe ha sido derrotado taxativamente”. Pero también cree que celebrarlo sería apresurado: “Hay que estar más alerta que nunca porque la derrota del golpe significa un agravamiento extraordinario de la posibilidad de una invasión militar en Venezuela”.

En la charla que el escritor, docente, especialista en política internacional y director del portal de noticias América XXI dio anoche en la sede nacional de la CTA Autónoma, se vinieron abajo muchas de las certezas y supuestos que –a 7300 kilómetros de distancia de Caracas- tenían los presentes sobre la actualidad en el país bolivariano.

“Estamos ante la posibilidad cierta, desplegada en términos prácticos, de una intervención militar en Venezuela –afirmó el intelectual-. Hay barcos ingleses en el Caribe, están las tropas del Comando Sur estadounidense en la frontera con Colombia, y las tropas brasileñas en la frontera con Brasil. Hay un cerrojo militar que se puede parar pero será muy difícil. El paso hacia la guerra es inexorable porque no pueden permitir que haya un ejemplo de que otra opción es posible”.

El relato de Bilbao dibujó un escenario de conflicto real, sangriento y duradero que obliga a pensar sobre el impacto que los posibles desenlaces del conflicto venezolano podrían tener en países como Argentina, con un gobierno a la vanguardia del respaldo al autoproclamado presidente interino Juan Guaidó.

Argentina es el país más anti imperialista del continente, donde una proporción mayor de la población detesta el imperialismo estadounidense. Y el Gobierno acató la orden del Departamento de Estado e hizo un programa de agresión política que daba por seguro que Maduro se caía –afirmó-. Creyeron que daban el golpe y se terminaba el tema. No se terminó y no se va a terminar, porque la sociedad venezolana está preparada para resistir cualquier intento de intervención. Y si insisten, se desatará una guerra. Pero hay que tener en cuenta que una guerra en Venezuela no es sólo una guerra en Venezuela, por eso hay que impulsar un programa básico para frenarla”.

“El principal interés que tiene EEUU en Venezuela no es su riqueza, sino su potencial de amenaza al capitalismo”

Para Bilbao, “Macri ha sido mucho más taxativo, radical y consecuente con su política interior que con su política exterior. Tiene una política exterior fascista. Está proponiendo la destitución del gobierno de un país hermano. Entonces hay que preguntarse: ¿qué pasaría en Argentina si hay intervención militar en Venezuela? ¿Cómo van a hacer los gobiernos de la región que lo apoyaron para retroceder?”.

 

Más que petróleo

Desde la mirada de quien vivió en el país bolivariano, participó del proceso de conformación del Partido Socialista Unido de Venezuela y se declara amigo de Nicolás Maduro, la razón de esta avanzada no se reduce al petróleo, sino que involucra la posibilidad de que la revolución bolivariana actúe como “un faro que les diga a millones de personas en todo el mundo, y sobre todo en América Latina, que hay otro camino frente a un sistema capitalista que se derrumba”.

“Cuando uno plantea estas cosas, lo más fácil es que lo llamen exagerado. ¿Les parece una exageración el hecho de que se esté desarmando la Unión Europea? ¿Qué Europa esté tratando de armar un ejército propio, en contra y aparte de la OTAN? ¿Que (Donald) Trump ponga un personaje desconocido como presidente de Venezuela y lo acompañen once presidentes de la región? –desafió- La oleada de crisis económica mundial y continental que ya comienza, incluso en los centros imperialistas, augura momentos mucho más graves que los vividos en la economía mundial en 2008, y va a reclamar algo nuevo”.

promoción

Nuestros temas