Redacción Canal Abierto| Distintos sectores del quehacer industrial de nuestro país salieron a marcar su posición sobre los anuncios realizados por el presidente Macri en el día de ayer. La medida para apoyar a las pymes y a las economías regionales será la suba del mínimo no imponible a salarios de 17500 pesos.

Lejos de festejar el beneficio, los distintos sectores mostraron su insatisfacción con el enuncio. “Hoy las políticas claramente no son industriales. Las perspectivas son que la economía va a seguir cayendo, pero que el panorama en la industria va a ser aún peor con una baja del 2,5%. Hay que concientizarse que el entramado productivo está lo suficientemente dañado para trabajar más a fondo”, sostuvo el dirigente de la UIA José Urtubey en declaraciones periodísticas.

Esta semana, la entidad que agrupa a los popes de la industria informó que las fábricas están operando a mitad de su capacidad instalada y cierran 25 pymes y 80 comercios por día.

Eduardo Fernández, presidente de APYME, dijo que “nos pueden regalar lo que aportamos por los empleados si quieren, pero nada podremos hacer si no se estimula el consumo y el mercado interno ya que no tenemos a quien venderle lo que producimos”

“Lo que Mauricio Macri anunció ayer es una aspirina para un enfermo en situación terminal. El aumento del mínimo no imponible para el pago de cargas patronales es algo que los empresarios de distintos sectores productivos ven bien no deja de ser una solución parcial para un subsector de la economía” sostuvo en diálogo con Canal Abierto Leo Bielinsky, presidente de ENAC.

Según los cálculos anunciados durante la presentación de la medida, ésta beneficiaría a casi 20000 pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, Bielinski no es tan optimista: “Si uno evalúa a todos los sectores de las economías regionales que están en el interior y en el interior profundo de Argentina y que para percibir ese beneficio uno tiene que estar inscripto en el registro PYME y en el interior más del 50% de las PyMEs no están en ese registro, la efectividad va a ser mucho más baja que la que anunció el presidente”.

Y agregó: “la industria y la economía real argentina, están esperando otro tipo de anuncios, no anuncios parciales o sectoriales, sino anuncios estructurales: suspender los embargos de AFIP hasta el fin del mandato de Mauricio Macri, subsidiar con 30 puntos la tasa de los créditos productivos, suspender los ingresos brutos y el impuesto al cheque para las empresas con menos de 10 trabajadores, retrotraer las tarifas eléctricas al año 2017. Se necesitan medidas estructurales y no de corto plazo. Esto está más planteado en código electoral que en resolver lo que pasa”.

Descargar

Por otra parte, Bielinsky planteó que “el presidente no explicitó que pasa con los aportes de los trabajadores que no tiene que hacer el empresario. Puede ser que estemos ante un perjuicio de la recaudación de la caja jubilatoria de los trabajadores a futuro. Lo que hoy se publica como un beneficio mañana termina siendo un perjuicio para los jubilados. Es una sábana corta y a veces no se puede comprender. Nosotros en particular no estamos a favor de este tipo de iniciativas”.

Descargar

promoción

Nuestros temas