Redacción Canal Abierto | Trabajadores de la textil Gaelle realizarán mañana una asamblea en las instalaciones de la fábrica a fin de seguir reclamando por la reincorporación de los trabajadores despedidos en diciembre pasado, cuando la empresa decidió cerrar la planta y dedicarse a la importación.

La convocatoria, que no se reduce sólo a los afectados por el cierre sino que es abierta a distintos sectores sociales, es para hoy las las 18 en la sede de la planta ubicada en Mario Bravo 1965, entre Itapiru y Paso de Burgos, en el barrio Pineyro del partido de Avellaneda.
Además de plantear una salida para su situación, los operarios de Gaelle convocan a representantes sociales y trabajadores de otras firmas que atraviesan conflictos similares como los de Coca Cola, Cofco o Siam.

La familia López, propietaria de la fábrica ubicada en Avellaneda, anunció en agosto del 2018 el cierre de la planta. Entre ese momento y noviembre del mismo año, los 300 operarios que allí se desempañaban se organizaron, lo que originó distintas medidas exigiendo la reapertura y reincorporación de los despedidos.

Al día de la fecha, la patronal no ha reincorporado a los trabajadores ni abonado las indemnizaciones correspondientes. Los obreros aducen que la situación de la firma dista de ser terminal y que está en condiciones de volver a poner en funcionamiento la planta.

Jorge Villalba, trabajador de Gaelle, manifestó en diálogo con Canal Abierto: “la empresa incumplió con los compromisos que habíamos pactado en noviembre del año pasado: durante tres meses iba a tener un presupuesto y si no llegaba, iba a pedir un crédito e iba a indemnizar porque no quería fabricar más a nivel nacional. Se negaba a volver a tomarnos y nos iba a indemnizar. ¿Y qué hizo en todo este tiempo? Se desguazó, dejó la empresa vacía, se mudaron y al cabo de este tiempo no cumplió con nada. Así que nos dejó sin nada, en la bendita calle”.

Descargar

promoción

Nuestros temas