Redacción Canal Abierto | Este 8 de marzo, en el marco del Paro Nacional de Mujeres, las trabajadoras de la cooperativa “8 de Enero” (ex textil Sport Tech), acompañadas por la CTA Autónoma, realizaron un “Maquinazo” frente al Congreso de la Nación.

La elocuente imagen de las máquinas de coser frente al palacio legislativo vino acompañada de una serie de consignas: basta de despidos, reincorporación de las despedidas, salario y jubilaciones acordes al costo de vida, reconocimiento salarial del trabajo comunitario, políticas públicas que atiendan y erradiquen las violencias y aborto legal ya.

El Día de la Mujer Trabajadora tiene sus raíces en el movimiento obrero de mediados del siglo XIX, en un momento de expansión industrial. Por esos años el capitalismo creció a expensas de pocas manufacturas, en buena medida fruto del empuje de la manufactura textil.

Los reclamos obreros también iban en aumento, particularmente dentro de uno de los sectores mas explotados. Por entonces las mujeres ya apuntaban a la igualdad de derechos (inclusive los civiles, como el acceso al sufragio) y condiciones laborales mínimas (como un salario digno, jubilación y descanso). Si bien no es posible ignorar las conquistas y avances del movimiento obrero en todo este tiempo, lo cierto es que el paso de mas de un siglo no cambió la esencia de muchas de las reivindicaciones.

“Luchamos para que el próximo 8 de marzo ninguna mujer pase por la situación de incertidumbre que pasamos nosotras”, señaló a Canal Abierto Mirta Franco trabajadora de Sport Tech, y agregó: “este día no sólo es importante porque somos mayoría mujeres en la cooperativa, sino también porque se cumplen dos meses de día en que decidimos no agachar la cabeza y seguir luchando por nuestra fuente de trabajo”.

Descargar


En los últimos años, uno de los sectores más azotados por la crisis y el ajuste fue la industria textil: en tres años, perdió un tercio de su producción y casi 7.000 puestos de trabajo.

La caída del consumo, los elevados costos de producción y la falta de competitividad arrojaron en 2018 números negativos para el sector. A esto, se le sumó la flexibilización laboral que intenta imponer el Gobierno en el sector a través del “Acuerdo por el Empleo en la Indumentaria”.

 

promoción

Nuestros temas