Redacción Canal Abierto |  La noticia parece de otro país u otro tiempo: en épocas en que el Estado nacional despide trabajadores, el de Río Negro acaba de garantizar la estabilidad laboral de alrededor 3000 personas que pasaron a planta permanente. Al tratarse de empleados que ingresaron a la administración provincial hasta el 28 de febrero, no quedarían precarizados por fuera de la ley.

Lo que ocurrió, en realidad, fue la alineación de diversos factores: sobre la base de un reclamo histórico de ATE en todo el país, confluyeron una ofensiva librada por el sindicato en Rio Negro y un tiempo en que el gobernador Alberto Weretilneck se preocupa por mantenerse distante de Cambiemos y la oposición kirchnerista, de cara a las elecciones provinciales del 7 de abril.

“En esta provincia pasamos del Estado de la disponibilidad a un Estado de plena estabilidad. Alcanzamos la precarización laboral cero en la administración y esto no había ocurrido nunca antes en Río Negro”, expresó exultante el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar.

“En esta provincia pasamos del Estado de la disponibilidad a un Estado de plena estabilidad. Alcanzamos la precarización laboral cero en la administración y esto no había ocurrido nunca antes en Río Negro”, expresó exultante el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar.

Su pícaro comentario hace referencia a la polémica ley impulsada por el ex mandatario Carlos Soria (padre del actual candidato a gobernador por el Frente para la Victoria), que en 2011 desafectó durante 180 días la estabilidad laboral de todo el personal de planta permanente, el Poder Ejecutivo y el Legislativo, amparándose en un estado de crisis.

“Estos son tiempos que nos han tenido por protagonistas a los trabajadores y a ATE. Esta ley profundiza el proceso de recuperación de derechos y consolida una etapa de jerarquización del empleo público sin precedentes en las últimas décadas”, dijo también Aguiar, legitimando la pelea que durante la última década desplegó el sindicato para desplazar a UPCN del monopolio de la representación en el Consejo de la Función Pública, órgano que define salarios y condiciones de empleo.

“Estos son tiempos que nos han tenido por protagonistas a los trabajadores y a ATE. Esta ley profundiza el proceso de recuperación de derechos y consolida una etapa de jerarquización del empleo público sin precedentes en las últimas décadas”, dijo también Aguiar, legitimando la pelea que durante la última década desplegó el sindicato para desplazar a UPCN del monopolio de la representación en el Consejo de la Función Pública, órgano que define salarios y condiciones de empleo.

La Legislatura votó por unanimidad a favor del proyecto de ley, con intervenciones de oficialistas y opositores a favor del desempeño de ATE para restituir derechos consagrados en la legislación laboral.

Puertas afuera de la Legislatura, militantes festejaban el resultado luego del acampe iniciado anoche a modo de vigilia.

promoción

Nuestros temas