Redacción Canal Abierto | Mañana asume la presidencia de la Nación Alberto Fernández. Como todo final de una era y el comienzo de otra, los balances son necesarios. En este caso, la lucha que se vivió en las calles por la conquista de derechos para las mujeres y disidencias es algo que no fue del todo captado porque el Gobierno saliente, pero que ve una luz de esperanza en la gestión Fernández.

Dora Barrancos, investigadora, socióloga, historiadora feminista y candidata a Senadora Frente de Todos, y Raquel Vivanco, presidenta del Observatorio Ahora que sí nos ven, dialogaron con Canal Abierto y analizaron el escenario actual y las expectativas para las políticas de género.

¿Qué análisis se puede hacer de la gestión macrista en materia de género?

-Raquel Vivanco: La gestión que se va tuvo más anuncios que políticas concretas destinadas a garantizar los derechos de las mujeres y las diversidades. El Instituto Nacional de la Mujer no sólo tuvo un presupuesto ínfimo, sino que se recortó aún más y no terminó de ejecutarse en su totalidad. Estamos hablando de $11 por mujer para llevar adelante las políticas que prevé la ley 26.485.

Un gobierno que se va con un 40% de pobreza, con índices de desempleo altísimo, es muy difícil pensar que las condiciones objetivas de las mujeres hayan mejorado porque sabemos que en estos contextos de empobrecimiento y recrudecimiento de la violencia, en términos generales, las mujeres estamos peor.

-Dora Barrancos: Este gobierno que empieza es muy promisorio en la perspectiva que hace hacia la cuestión de las mujeres y diversidades sexogenéricas. Creo que pueden esperarse grandes modificaciones, especialmente en materia de prevención en violencia de género. No puede ser secundaria, cuando ya no queda mucho que hacer. Hay que actuar muchísimo antes que el botón de pánico y lo que hay que hacer es desarrollar una compleja tarea para modificar currículas, actitudes, conductas en todo el sistema educativo.

Desde luego, hay que atender con toda proximidad a las víctimas, pero insisto en que debe haber una tarea de prevención que no se ha hecho hasta ahora.

La creación de un Ministerio de la Mujer, Género y Diversidades ¿genera esperanzas de cambio?

RV: Hasta hoy, los anuncios y la materialización de los mismos, son buenos. Vamos a tener por primera vez en nuestro país un Ministerio de la Mujer. Eso implica destinar no sólo recursos económicos sino también poner a pensar las políticas públicas a especialistas y referentes en la materia. Nos parece que es un buen comienzo jerarquizar estas políticas de la mano de la creación de esta cartera. Ya los anuncios empiezan a concretarse y con ellos vemos el compromiso que tiene este gobierno que comienza para avanzar en la conquista de los derechos que aún no tenemos las mujeres y las disidencias.

DB: La creación del Ministerio de la Mujer me parece una iniciativa excelente. Es una señal inequívoca del nuevo tiempo que vamos a transitar y apoyaremos con mucha contundencia las acciones de este nuevo organismo. Se viene un camino esperanzador para aumentar los derechos de las personas en general, los derechos sociales, pero específicamente, se viene una gran expectativa de ampliar considerablemente los derechos de las mujeres y disidencias.

¿Cuáles son las deudas que se tendrían que saldar?

-RV: En primer lugar, garantizar la paridad de género en todos los ámbitos. Y segundo, entender que en el país que dejaron, las mujeres somos las más pobres entre los pobres, las más desempleadas entre los desempleados, las más precarizadas laboralmente. Y eso tiene que cambiar.

-DB: Una cuestión fundamental asegurar mucha más participación de las mujeres en el mercado laboral que actualmente tiene sesgos notables. Hay empleos en los que las mujeres no están presentes. El Estado tiene mucho para hacer interviniendo allí, sobre todo asegurando empleabilidad a las mujeres en actividades no tradicionales como las ingenierías.

Hay un área extraordinaria de innovación que tiene que hacer el Estado en lo referente a coadyuvar absolutamente la cuestión de los cuidados, que en más del 80% de los casos recaen en manos de las mujeres y no hay cómo sustanciarlos, especialmente en la franja de la niñez y la adolescencia y las personas con discapacidad. Es un área para la cual hay que crear leyes para que el Estado active muy intensamente.

El color que tiñó las calles estos años fue el verde. ¿Qué se espera de esta gestión entrante sobre la legalización del aborto?

-RV: El proyecto que enviará el Ejecutivo para avanzar en la legalización del aborto es una de las grandes cosas que nos llenan de expectativas. Nos parece que si bien el gabinete carece de paridad, parte de las deudas que venimos reclamando, tiene en sus primeros anuncios importantes reivindicaciones que traemos desde el movimiento de las mujeres y diversidades.

-DB: La cuestión aborto se va a encarar tal como lo ha sostenido el presidente que asume. Seguramente vamos a tener legalizado el aborto en nuestro país en el transcurso del 2020. Tanta es mi confianza en ello, que me arriesgo a afirmarlo.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas


Notice: Undefined index: cat in /var/www/clients/client1/web6/web/wp-content/plugins/categorized-tag-cloud/categorized-tag-cloud.php on line 37