Redacción Canal Abierto | La crisis en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) se desató con el pedido de renuncia a su presidente, Alejandro Cacetta, tras una denuncia por malversación de fondos. Su salida puso a todos los sectores de la industria cinematográfica en alerta. Carlos Martínez, realizador independiente, cuenta en esta entrevista qué se esconde bajo  las acusaciones de corrupción y cuáles son los peligros presupuestarios que se avecinan para un sector que genera miles de empleos.

Entrevista completa: