Redacción Canal Abierto | Hubo una carpa, talleres, un acto y un festival artístico con la presencia de Nora Cortiñas. Al lado del Obelisco porteño, los profesionales de la Salud pública bonaerenses organizados en CICOP visibilizaron ayer un conflicto que arrastra quince medidas de fuerza en lo que va del año.

“El problema es la ausencia de paritarias y los acuerdos incumplidos en la última negociación de octubre de 2016”, expresó Fernando Corsiglia, presidente del gremio. Sus representados fueron víctimas del acuerdo que María Eugenia Vidal cerró con UPCN y otros sindicatos amigables a fin de año pasado: 18% de incremento salarial en cuatro cuotas.

Pero además demandan el pase a planta permanente de mil becarios profesionales y la puesta en marcha de mesas técnicas que aborden los problemas infraestructurales del sistema público.

Días atrás renunció la ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, quien será reemplazada por el todavía no asumido Andrés Scarsi. “La salida de la funcionaria da cuenta del fracaso de la gestión y la falta de respuesta a la inédita crisis de la salud provincial”, agregó Corsiglia. “Hay que cambiar la política, porque cambiar el ministro de Salud sin cambiar las cosas de fondo, no tiene sentido”.

Nuestros temas