Redacción Canal Abierto | La semana pasada se conoció que “por razones de seguridad” el Gobierno argentino revocaba 63 acreditaciones ya otorgadas por la OMC para participar en la Cumbre Ministerial que se realizará en Buenos Aires entre el 10 y el 13 de este mes. En la gran mayoría de los casos, se trata de dirigentes y referentes sociales reconocidos a nivel internacional, y que ya venían participando de estos encuentros a lo largo y ancho del planeta hace mas de diez años.

La propia Organización Mundial de Comercio (OMC), que realizó gestiones hasta último momento intentando revertir la prohibición, finalmente fue la encargada de informar a los afectados por la decisión del Ministerio de Seguridad de la Nación y la Agencia Federal de Inteligencia. La comunicación argüía “razones no especificadas de seguridad” para la denegación: “Por eso, desaconsejamos que viajen para evitar ser regresados al ingresar en el país”. La determinación impacta en 20 organizaciones, ya que cada espacio podía acreditar hasta 4 representantes. De esta manera, fueron rechazadas delegaciones enteras.

“Macri busca tildar de violentos a quienes se organizan contra su agenda”, expresó la semana pasada Bettina Müller, de la plataforma “Fuera OMC”, en diálogo con Canal Abierto.

“El equipo de Seguridad de la organización de esta Conferencia Ministerial anticipó a la OMC la existencia de algunos inscriptos, registrados por dicha Organización en nombre de algunas ONG’s, que habían hecho explícitos llamamientos a manifestaciones de violencia a través de las redes sociales, expresando su vocación de generar esquemas de intimidación y caos”, reza el comunicado gubernamental, y agrega: “En función de la calificación de tales antecedentes, la organización local ha entendido oportuno indicar que las personas asociadas a tales propuestas disruptivas y/o violentas no podrían ser acreditadas para ingresar al recinto de reuniones de la Conferencia Ministerial”.

Entre los rechazados figuran miembros de organizaciones de Finlandia, Holanda, Inglaterra, Chile, Brasil, Uruguay, Indonesia, Suiza y Argentina. Medios de todo el mundo cuestionaron la determinación, destacándose las críticas publicadas en el diario conservador británico Financial Times.

A su vez, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores informan: “En el Centro Cultural Kirchner se ha reservado espacio para las actividades específicas de las ONG’s participantes en la Conferencia de Buenos Aires, de manera que puedan presentar sus propuestas, críticas y/o sugerencias con la mayor libertad y que sus opiniones sean oídas por los delegados”.

A través de una carta, la OMC aseguró a las ONGs vetadas que durante semanas intentó convencer a las autoridades de revertir la decisión, pero que no encontraron vocación de discutir la situación en los interlocutores gubernamentales.

Nuestros temas