Redacción Canal Abierto | El ministro de Defensa Oscar Aguad se calzó el traje rojo, se puso la barba blanca y revoleó de su bolsa 35 telegramas para trabajadores de la fábrica militar de armas de Fray Luis Beltrán, en Santa Fe.

Esta mañana los trabajadores realizaron un acto para rechazar la medida, rodeados por una planta de gendarmes. Paradójicamente, con las mismas armas que fabricaban los despedidos.

“Los estatales exigimos al gobierno nacional la reincorporación de los trabajadores y de todas las fábricas militares del país. Esta no es la forma de repotenciarnos como anunció el ministro de Defensa de la Nación”, expresó el secretario general de ATE Rosario, Raúl Daz.

La notificación se dio en un contexto hostil e intimidatorio en el que no se explicaron las causas de los despidos. A las 35 cesantías se suman las 30 en Villa María y otras 30 en Río Tercero. “No tenemos dudas de que esto es parte de un plan de ajuste”, explicó Daz ante la intensión del gobierno nacional de cerrar definitivamente las puertas de Fray Luis Beltrán, o llevarla a su mínima expresión.

En julio pasado, una comisión de trabajadores de Fabricaciones Militares se reunió con las nuevas autoridades del Ministerio de Defensa de la Nación. Allí presentaron un informe de situación para evitar el desguace, el ajuste y los despidos en de todo el país.

Estreno

Nuestros temas