Redacción Canal Abierto | La semana pasada se conoció que la gobernadora María Eugenia Vidal dispuso el cierre de tres casinos y un bingo, y la licitación de 3800 tragamonedas en otras 7 salas de juego.

Por otra parte, en los últimos días se filtró el proyecto de decreto en el que el Presidente Mauricio Macri ordena liquidar Lotería Nacional Sociedad del Estado, lo que pone en riesgo 200 puestos de trabajo, además de allanar el camino para el juego clandestino y con él, al narcotráfico y la trata de personas, según denuncian los trabajadores.

Casinos Provincia de Buenos Aires

Por primera vez en 23 años, desde que en 1995 el juego pasó a la órbita provincial, se abrirá una compulsa pública a mediados de mayo para renovar la administración de las 3860 máquinas que funcionan en siete de los doce casinos bonaerenses. En paralelo, no se renovaran las licencias de tres casinos (Necochea, Mar de Ajó, Valeria del Mar) y un bingo en Temperley.

Si bien la gobernadora aclaró que el personal será reubicado en los casinos más cercanos, la decisión generó incertidumbre entre los trabajadores y trabajadoras, que por estas horas, luego de una reunión con el Director de Loterías bonaerenses, buscaran negociar las mejores condiciones de traspaso de los compañeros afectados, y forzar que en esos pliegos licitatorios se incluyan mejoras para los empleados.

Leandro Saint Bonnet, coordinador de las Juntas de Casinos bonaerenses, de ATE, explica a Canal Abierto que el Estado “tranquilamente podría ser parte de esa explotación, aunque el juego es mirado de costado por este gobierno y la sociedad en general lo ve como un problema, es un generador de recursos importantes, es el tercer ente recaudador de la provincia. Con políticas claras sobre ludopatía y con contratos transparentes, serviría para generar más escuelas, más seguridad, pero sabemos cuáles son las intenciones de este gobierno para transferir fondos a los sectores privados”.

Las tragamonedas de los casinos representan cerca del 70% de las apuestas. Hasta ahora eran propiedad de la compañía Boldt. Las empresas administradoras deberán hacerse cargo del mantenimiento, lo que hasta ahora hacía la Provincia. Los juegos de paño no se pueden privatizar por mandato constitucional.

A pesar de la supuesta cruzada anti juego de Vidal, algunos sectores vinculados advierten otros intereses detrás de la medida. Saint Bonnet no duda en asegurar que el verdadero sentido de la iniciativa es “transferir los fondos a los privados, porque el Estado dice que no podría asumir el costo de la renovación de las tragamonedas y al mismo tiempo tener hospitales precarios. Pero de cada 100 pesos que entran en el casino, el 40% + IVA se lo lleva el privado. De lo que queda (o sea el 52%), el 82% va a Desarrollo Social, para salud, vivienda, educación, etc. y el pequeño saldo restante es gasto corriente (salarios y funcionamiento). Por lo tanto, si el Estado explotara la totalidad, sería muy grande la cantidad de ingresos”.

Obviamente, la cercanía del gobierno con el presidente de Boca, Daniel Angelici, empresario del sector y operador judicial de Mauricio Macri, despertó suspicacias en los ámbitos relacionados al tema, y en la opinión pública, pero la mandataria bonaerense se apresuró a aclarar que “Seguramente no se va a presentar” a las licitaciones.

Sin embargo, no todos confían en que el beneficio que recibió Angelici a mediados de diciembre, con un fallo que exime a sus bingos de pagar el impuesto a las Ganancias, lo aleje del interés por entrar en el negocio de los casinos bonaerenses.

Por último, el delegado gremial aclara que “el trasfondo de lo que dijo la gobernadora, que puede sonar bonito, es que Mar de Ajó cierra el casino y el bingo queda abierto, que tiene mayor porcentaje de explotación privada, que solo paga el 33% de canon. Se ve beneficiado ante el cierre de su competencia directa que es el casino”.

Lotería Nacional

Tal como se difundió, el Gobierno ordenó liquidar Lotería Nacional Sociedad del Estado. El decreto está en etapa de diseño en la Secretaría Legal y Técnica, pero se filtró un boceto que no deja dudas sobre la intención del Poder Ejecutivo. La medida pone en riesgo 200 empleos, pero además facilita el desarrollo del juego clandestino, el lavado de activos, el narcotráfico, la trata de personas, la desprotección de menores y jugadores, y dificulta la prevención de las ludopatías.

Alalía González, delegada de la Junta Interna de la Asociación Trabajadores del Estado en Lotería Nacional, aclara para esta nota que no se trata de “un conflicto sindical más, si LNSE se cierra le está abriendo la puerta a la mafia del juego: Juego, prostitución y droga van de la mano!”, asegura la trabajadora, al tiempo que desarma el argumento mediático oficial: “si no hay un ente federal que esté controlando el juego y eso se deja en manos de las mafias, todo el discurso anti-juego de Vidal, Larreta y Carrió, es una tremenda farsa. El juego se controla con juego oficial”.

Según se supo, el firmante de la decisión es Tomas Elizalde, ex director de Lotería Nacional. Ahora, según consta en el expediente, es el Ministerio de Desarrollo Social quien se encargará de nombrar al interventor que encabece el proceso de disolución del organismo.

Los recursos que LN recaudaba hasta la llegada de Macri a la Casa Rosada eran calculados en 200 mil millones de pesos, que se destinaban al Ministerio de Desarrollo Social, para programas de salud, vivienda, educación, etc. A comienzos de 2016 se creó Lotba (Lotería de la Ciudad de Buenos Aires) y se transfirió al nuevo ente casi la totalidad de los ingresos.

González lo explica así: “hace dos años teníamos la explotación de todos los juegos nacionales, una vez que asume Macri se apoderan de la caja de Lotería Nacional, armando su propia Lotería, y se quedan con los juegos que son marcas registradas nacionales y cuya recaudación iba a todo el país. Ahora eso ya no va a Desarrollo, redujeron Lotería a una mínima expresión, tenemos solamente dos juegos, y la Ciudad,  el distrito más rico de todo el país, se quedó con toda la recaudación”.

Los trabajadores y trabajadoras del organismo, que padecen plena incertidumbre por no saber qué pasará con sus fuentes laborales, señalan como responsables a la ministra Carolina Stanley, a su asesor Félix Elizalde, a la presidenta de LNSE Ana María Pérez Ibarra, a los directores Pablo Bourlot y Luis Detler, de llevar adelante el vaciamiento que ahora utilizan como argumento para la eventual liquidación.

En ese sentido, se están realizando presentaciones judiciales, porque una Sociedad del Estrado no se puede liquidar por decreto, sino que la decisión debería pasar por el Congreso.  Además elevaron un petitorio al Presidente de la Nación

600 empleados fueron transferidos a la Lotería de la Ciudad. Al inicio de la gestión Cambiemos hubo despidos y un proceso de retiros voluntarios.

“Hay una oferta cada vez más grande de juego online, que Lotería podría explotar y controlar, porque es el único ente federal que tiene la potestad de controlar las apuestas por internet, no lo pueden hacer municipios o provincias”, asegura la delegada de ATE Lotería.

Lanzamiento

Nuestros temas