Por Elisa Corzo | Desde el sábado 20 de enero, el Gobierno de Turquía encabezado por Recep Erdogan, recrudeció los bombardeos terrestres y aéreos contra la comunidad kurda en Afrin-Rojaba, al norte de Siria, dejando al menos 35 civiles muertos.

Hace 40 años, el pueblo kurdo fue desmembrado y quedó dividido entre Turquía, Irán, Irak y Siria. Desde entonces, son perseguidos ferozmente. La nueva ofensiva es un intento de que la población civil salga de Afrin, territorio autónomo de esa población originaria y refugio de desplazados por la guerra civil siria.

Organizaciones políticas, feministas y de derechos humanos marcharon en la tarde del viernes a la Embajada de Turquía, en Buenos Aires. Exigieron al Gobierno de ese país que cese los ataques con los que hostiga la región desde hace tres meses, bajo el pretexto de la existencia de “nidos de terroristas”.

En el documento de la Campaña Internacional “Ayer Kobane, hoy Afrin”, denunciaron que la agresión se ejecuta “junto a Al Qaeda (hoy Heyet Tahir El Sam) y las bandas de Isis y otros grupos salafistas”. Y que la misma “no podría consumarse sin el aval de Estados Unidos, Rusia, Siria y el silencio de las Naciones Unidas y de la prensa internacional”.

Melike Yasar, representante para América Latina del Movimiento de Mujeres de Kurdistan, explicó que el estado turco no los ataca por ser kurdos, sino que ataca la idea de sociedad que ya practican las mujeres kurdas en todo Medio Oriente.

“La construcción de una sociedad libre con una mirada femenina es peligrosa para el capitalismo”, manifestó. Y añadió: “Hoy tenemos una propuesta para salir de la crisis de Medio Oriente y para que todo el mundo pueda también romper con el capitalismo, y eso se llama confederalismo democrático.  Por eso, hoy, somos un peligro para el imperialismo en el norte de Siria”.

No van a perder los pueblos

Entre quienes se manifestaron en solidaridad estuvieron las Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora. “Antes Kobane, hoy Afrin, siempre persiguiéndolos por todas partes del mundo. Tienen que dejarlos vivir tranquilos ¡Ya es hora! Eso es lo que pedimos las Madres”, dijo Nora Cortiñas, acompañada de Mirta Baravalle.

Las acciones de solidaridad se replicaron en toda América latina y el mundo. Melike resaltó ese apoyo: “Si hay solidaridad internacional nunca van a perder los pueblos”.

 

Fotos: Luciano Dico (@dicoluciano)

promoción

Nuestros temas