Redacción Canal Abierto | Desde las 8 de la mañana, los trabajadores y trabajadoras que permanecen en la sede central del Instituto Nacional de Tecnología Industrial desde el viernes realizaron una multitudinaria asamblea en la puerta del organismo, junto a una gran cantidad de agrupaciones sindicales, estudiantiles, organizaciones sociales, de derechos humanos, partidos políticos y juntas internas de otros organismos del Estado, para definir los pasos a seguir en el plan de lucha para enfrentar los 250 despidos en INTI conocidos la semana pasada.

Con una fuerte presencia policial (cerca de 500 efectivos), los estatales que llevan adelante la ocupación pacífica y los distintos sectores solidarios se manifestaron adentro del predio ubicado en el “polo tecnológico” que se extiende en el cruce de General Paz y Constituyentes (lado Provincia), y definieron continuar con la permanencia hasta que el titular del organismo, Javier Ibáñez, acceda a abrir un canal de diálogo para discutir los despidos.

Las autoridades del INTI dieron asueto para hoy y mañana a la totalidad de los trabajadores, con el objetivo de vaciar la protesta, aislar el reclamo, y quitar apoyo a la lucha por la reincorporación, un propósito que no pudo ser cumplido por la enorme convocatoria que tuvo el conflicto el día de hoy.  En el resto del país, el INTI está de paro.

Las puertas del ente público nacional amanecieron militarizadas, por lo que la Junta Interna de ATE responsabilizó al presidente Javier Ibáñez (ver más abajo), al Gerente General Mariano Zlatanoff, y al Gerente de Recursos Humanos, Ernesto Luna, por la integridad física de los trabajadores que se encuentran en asamblea en el interior del Instituto.

Las deliberaciones continuaran mañana, con un desayuno colectivo en horas de la mañana, y se espera otra masiva muestra de rechazo a los despidos para el miércoles, cuando se levante el asueto y la totalidad de la planta vuelva a tomar funciones en los edificios del predio.

Si bien los organismos de ciencia y técnica tuvieron una reducción presupuestaria este año, Francisco Dolmann, delegado general de ATE INTI, señaló que los despidos responden no sólo a un plan de ajuste sino a un achique del organismo: “Nuestra tarea tiene que ver con apoyar a las pequeñas industrias y cooperativas. Eso no cuaja en la política de neoliberal del Gobierno Nacional de darle todo a los grandes grupos económicos y abrir las importaciones”, explicó.

 

¿Quién es Javier Ibañez?

El presidente del INTI es integrante de la comisión directiva de Atlanta. En marzo de 2012 fue captado por las cámaras con un cinturón en la mano, en una tribuna, durante un enfrentamiento formando parte de una pelea entre la barra brava del club y la de Chacarita. Cuando ocurrieron esos hechos de violencia, Ibañez era el jefe de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), pero no fue apartado por esa gresca.

El presidente Mauricio Macri lo designó al frente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial a principio de 2015.

También fue denunciado en varias oportunidades por la falta de controles en la Ciudad. Durante su gestión, ocurrió el derrumbe del boliche Beara, de Palermo, en el cual murieron dos personas. Sin embargo, salió indemne de ese hecho, ya que el funcionario procesado fue Martín Farrell, jefe de Habilitaciones. Macri decidió su traslado recién en diciembre de 2012.

Ibáñez fue asesor de Gabriela Michetti y paso por el Ministerio de Modernización porteño antes de llegar al INTI, donde recientemente ejecutó el despido de 250 empleados.

Lanzamiento

Nuestros temas